IDEAS ACCIONALES

IDEAS ACCIONALES

Así que, al final hemos reducido aquella cuestión de la materia animada e inanimada, a la concreción sobre un concepto nuevo: el de “ideas accionales” e ideas en general (abstractas). Pero, ¿cómo se transforma una idea en “accional”?
Una idea es “accional” cuando se “incrusta” en la materia (se hace “viva”)… Y, por ello, como expuse en obras anteriores, se entiende mucho mejor nuestro afirmación de que la conciencia es una idea “consciente” de su consciencia… Todo ello está unido, pues, indisolublemente, a la vida, a “algo” vivo, pues la idea “cobra vida”.
La idea accional encierra en sí, por consiguiente, en su interior, tanto la inteligencia (idea abstracta) como la acción, componentes básicos del factor primario en que se apoya la voluntad (el otro factor es el sentimiento-emoción).
Es lógico que hayamos llegado a estas conclusiones, puesto que la vida la definimos en otros ensayos como un “agregado sensación-representación (información)”.
También, conviene ahora hacer hincapié en lo que apuntamos -de pasada- de que el “psiquismo” es algo anterior a la mente, entendida ésta como “producto” de un cerebro. Y es así porque aún cuando no exista el cerebro en un organismo vivo, sí existe en todos los casos el psiquismo básico. Este psiquismo básico va unido estrechamente al concepto de “voluntad”. Cuando hay voluntad (la “voluntad de la naturaleza”” de Schopenhauer) estamos ante la aparición del psiquismo. Así que el psiquismo es sinónimo de vida. El psiquismo, pues, es anterior y previo a la mente, que sólo puede ser considerada como tal cuando se constituye el órgano cerebro.
La vida como síntesis de sensación-información (representación) se remonta hasta el mismo instante primordial del universo -cuando se crea la materia. (Sabemos que cuando hay sensación se “cierra un círculo” -ver el ensayo del autor del mismo título). Esta información original inicial que parte de los primeros y más básicos opuestos complementarios (+, -; 0, 1), se va transformando en “representación”, a la medida que nueva información externa (del medio) va incorporándose en la estructura del ser vivo (cuerpo, cerebro, etc.), a través del “proceso de aprehensión de la realidad”. Unido a este proceso aparece el concepto, tanteas veces utilizado en mis ensayos, de “mirada a través de la ventana”, y esto es consecuencia de la necesidad de transformar la información (algo externo) en representación (algo interno), con lo que las ideas “abstractas” se “incorporan a la materia” (de cierto organismo vivo), es decir, se transforman en “ideas accionales”. Vemos, por consiguiente, que para esta transformación “cualitativa” de la idea (cambio de información a representación), se necesita de un “movimiento de voluntad”, referido a la consciencia o intención de “aprehender” esa información (externa).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s