EL INCONSCIENTE VIVIFICADOR DE LAS IDEAS (I)

EL INCONSCIENTE VIVIFICADOR DE LAS IDEAS (I)

Dentro del conjunto de ideas que ocupan las mentes, hay una básica que existe desde el primer ser vivo hasta el mismo hombre, que es el “yo”, primera idea de dicho ser vivo y que sigue conservándose como “yo” aún en el propio hombre, aunque eso sí compartida con la otra multitud de ideas o representaciones que anidan en la mente humana.(Este yo no sería, en el caso general, el altamente estructurado propio de la criatura humana).
El psiquismo sería la fuerza básica u original que existe en el fondo de toda criatura (algo así como el inconsciente). La mente es el “universo de ideas” de un cerebro -también, por supuesto, donde se “mueve” esa otra idea, el yo. Pero la mente no es patrimonio exclusivo del yo, es más, alguna de tales ideas pueden “desplazar” al yo (no anularlo, quedando este último como aletargado).
Quien “enciende” las ideas -las pone en movimiento- es el psiquismo básico profundo, no el yo. El cerebro es el órgano que responde más a su visión objetiva (desde fuera). La mente es la mirada del mismo desde dentro. Y esa “mirada” es la que corresponde al yo.
Es, pues, el inconsciente “quien da vida” a las ideas (o representaciones del interior del cerebro, asimilable a la memoria): ¡El inconsciente es un sumidero de ideas “vivientes”!… Esta es, por consiguiente, la clave de la “vivificación” de las ideas, considerando tales (“vivientes”) aquellas “capaces de mover a los cuerpos”.
El inconsciente de un ser vivo es capaz de “incustrar en la materia” (o “traer a la vida”) a las ideas. (En el hombre, muchas veces creemos que es el “entendimiento” quien “trae las ideas” a la mente, es decir, las hace “reales”, pero no es más que un espejismo, pues hasta que la idea se transforma en representación -lo que requiere un cierto sentimiento o una toma de posición- no adquiere “vivificación”). Y el proceso se inicia cuando el primer bit de información “siente” su propia existencia en los mismos orígenes del universo. Toda idea “materializada” ya posee en sí el sentimiento de conservación (esta es la característica original del meme) -lo que representa una “tendencia a la inmovilidad” en un mundo que internamente tenga definido el movimiento, cual el mundo material-, por eso pugnará por “conservarse” en la mente (su verdadero universo).
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s