PUNTOS DE ENCUENTRO -2-

Shelling

Asigna una manifestación intrínseca de la Absoluto a la naturaleza: “Como el momento real-histórico de la esencia de Dios”.

La naturaleza que no es aún yo en acto, es ya un yo en potencia.

No y no-yo mutuamente se condicionan.

El yo absoluto sólo puede conocerse en un acto “que rebasa la temporalidad”.

¡Nada es más difícil de explicar que lo finito!

Objeto y conciencia están mutuamente condicionados: la conciencia surge en tanto que el objeto aparece.

La naturaleza sería el “espíritu visible”, siendo el espíritu “naturaleza invisible”.

La naturaleza es una “bella durmiente” que despierta de forma progresiva de la inconsciencia a la conciencia.

Lo subjetivo sería lo primero, el único fundamento de la realidad, el único principio que explicaría el resto.

Por la autoconciencia el yo deviene objeto para sí mismo.

“En realidad de verdad lo finito no existe, sólo existe la unidad de lo finito con lo infinito”.

“Lo absoluto no puede ser conocido sino en tanto que se conoce a sí mismo, lo que lleva a cabo por la transformación de su identidad en realidad, es decir, por la producción de las ideas eternas de las cosas. Lo absoluto se ve a sí mismo (idealidad) en el espejo de sus ideas (realidad)”.

“Las ideas constituyen la auto-objetivación de Dios, su devenir eterno y, en este sentido, su “otro absoluto”.

Schelling nos dice que lo finito no puede provenir de lo infinito “por disminución”.

Schelling advierte que la libertad (considerada como principio absoluto) es anterior al idealismo, lo que significa que sería el pivote del mundo.

No sólo lo absoluto se transforma en libertad, sino que lo absoluto se convierte también en voluntad.

La realidad “es el anhelo que el Eterno siente de engendrarse a sí mismo… Por ello es también en sí misma voluntad”.

La creación se concibe, pues, como una actualización y manifestación de la existencia de Dios. “Actualizarse, exteriorizarse es para Dios una exigencia absoluta de su existencia”.

“La razón no basta para fundamentar la realidad, ya que es incapaz de dar razón de su propia realidad”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s