FILOSOFÍA DEL PARADIGMA (DILTHEY II)

A continuación esbozaremos algunas ideas sobre la “estructura psíquica” descrita por Dilthey, siguiendo el trabajo del mismo título de Ernesto Mayz.

“Todo estudio acerca de la “estructura psíquica” tiene que partir desde el punto inicial que representa la Vivencia”.

Nos dice Dilthey: “La vivencia es un modo característico distinto, en el que la realidad está ahí para mí. La vivencia no se me enfrenta como algo percibido o representado; no nos es dada, sino que la realidad “vivencia” está ahí para nosotros porque nos percatamos por dentro de ella, porque la tengo de modo inmediato como perteneciente a mí en algún sentido”.

“Denomino estructura la relación entre las partes componentes (objeto y sujeto) dentro de una vivencia”.

“Entre el acto y el contenido existe una relación que se funda en la actitud”.

La estructura psíquica, o relación en la que se encuentran las partes constitucionales de la vivencia, se traba entre sí a través de lo que Dilthey bautiza como determinaciones de presencia y de realidad cualitativamente determinada.

La determinación de la presencia se refiere principalmente al curso temporal de la vivencia en el sujeto. En palabras de Dilthey: “La vida es el curso que se halla trabado en un todo en una conexión estructural, cuyo curso comienza en el tiempo y termina en él y que para el espectador se presenta, por la identidad del cuerpo visible en que tiene lugar, como algo idéntico, cerrado, que comienza y termina, pero que diferencia de la aparición, crecimiento, decadencia y fin de un cuerpo orgánico por la notable circunstancia de que cada una de sus partes de halla trabada con las otras en una conciencia gracias a una consciencia, caracterizada de algún modo, de continuidad, conexión de identidad de lo que así transcurre”.

El presente vivencial es “llenazón con realidad”. “La Presencia en cambio, es aquello que en esta conexión estructural del curso persiste, aunque trascurrió ya, con fuerza en el presente”.

La realidad vivencial es “una realidad, que se presenta a mí como tal de inmediato; de la que nos percatamos interiormente sin recorte alguno”.

Es la conexión que se alcanza en la vivencia, la primera determinación de la estructura psíquica. En palabras de Dilthey: “Cada estado psíquico aparece en mí en determinado momento y desaparece también en un momento dado. Tiene un curso, comienzo, medio y final. Es un proceso”. Pero este proceso tiene una base permanente sobre la cual se desenvuelve: la correlación entre Mundo y Yo, designada expresamente en los conceptos de Mismidad y Conciencia del Mundo.

Existen las siguientes relaciones en los procesos afectivos: 1) Relación fundamental que se expresa en la “fusión” y “transferencia” de los sentimientos.2) Relación del “modo y grado” en que lo pasado mueve el alma; y 3) La relación que se expresa en la transformación constante de nuestros estados afectivos en símbolos representativos y movimientos de expresión.

(De la obra del autor “Paradigma”)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s