¡Dios mira “con los ojos” de sus criaturas!

¡Como dos amigos!… Al lado uno de otro… La tarde calmada, silente… Azul el cielo, el prado verde…

-¿Qué piensas de esto, Micky, mi pequeño amigo?… ¿Y de aquello?-

El cocker de negro manchado, se vuelve y extraña… me inquiere, me mira (mi dueño y amigo pregunta hacia mí, a mí… ¡si yo no aprendí sus palabras!… ¡y lo sabe!)…

Yo miro sus ojos oscuros… ¿y su gesto?… ¡Me está preguntando!… El trasluz del cristal caramelo de su pupila es una invitación al fondo de su “alma”… ¡Ahí habitas! ¿Vives ahí?… ¿Quién es el que ha llamado mi atención? ¿Quién palpita en su morada?… ¿La sencilla y humilde criatura?… ¿Quién me mira?… ¡Si eres tú!… pero te conozco… Son tus ojos, ¡los ojos de Dios!   

(Copyright 2009. “Vida y mente”)

2 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s