La célula: neuronas y membranas (VI)

Las unidades fundamentales de la inteligencia celular serían los complejos proteicos. Son como “unidades” de percepción. (Podemos definir la percepción como la apreciación de los elementos del entorno mediante sensaciones físicas).

Durante la evolución, las porciones de membrana que llevaban a cabo todas estas funciones se introdujeron en el interior de la célula, formando la membrana de los orgánulos característicos del citoplasma de la célula eucariota, lo que dejó más superficie de membrana libre para incrementar el número de proteínas receptoras.

Además, las células eucariotas poseen un tamaño miles de veces mayor que el de las procariotas, lo que supone un incremento notable en el área de superficie de membrana, o sea, muchísimo más sitio para las PIM. Todo ello se traduce en una mayor potencialidad de percepción exterior, lo que indirectamente representa una posible mayor supervivencia.

Así, a lo largo de la evolución la superficie de la membrana se ha ido extendiendo, pero hay un límite físico para tal expansión, pues la delgada membrana celular no es lo bastante fuerte para contener una gran masa de citoplasma.

Como ejemplo, en la célula individual la respiración se realiza en las mitocrondias; en un organismo multicelular, el equivalente mitocondrial para la respiración son los millones de células especializadas que componen los pulmones.

Otro ejemplo. En la célula individual, el movimiento se origina por medio de la interacción de las proteínas citoplasmáticas llamadas “actina” y “miosina”. En un organismo multicelular, las comunidades de células musculares encargadas de la contracción del músculo están dotadas de gran cantidad de actina y miosina.

Resumiendo: la interfase entre las señales ambientales y las proteínas citoplasmáticas que producen la respuesta es la membrana celular, o sea, la membrana recibe estímulos y desencadena las respuestas vitales apropiadas, es decir, actúa como el “verdadero cerebro” de la célula.

Es de reseñar que en el año 2000, un artículo de la revista “Nature” escrito por V. Pophristic y L. Goodman revelaba que eran leyes de la física cuántica, y no las de la newtoniana, las que controlaban los movimientos moleculares que hacen posible la vida.

Las simultáneas interacciones de las decenas de miles de movimientos reflejos proteicos que se producen en la membrana, cada uno de ellos en respuesta a una única señal ambiental, origina en su conjunto el comportamiento complejo de una célula viva.

Ocurre que los organismos individuales viven en comunidad cuando comparten su “conciencia”, coordinando su comportamiento mediante la liberación de moléculas “señal” en el ambiente.

Mediante un estricto control de la liberación y distribución de tales moléculas señal, las comunidades celulares pudieron coordinar sus funciones y actuar como “un único ser vivo”.

Pero es en las comunidades multicelulares donde el procesamiento “inteligente” de la membrana celular se lleva a cabo por células especializadas que constituyen los sistemas nevioso e inmunológico.

Aunque, en los organismos multicelulares más primitivos que carecen de un sistema nervioso especializado, el flujo de las moléculas señal entre los componentes de la comunidad proporciona una “mente” elemental, constituida por la información coordinadora que comparte cada célula. Cada célula, entonces, se encarga por sí sola de captar la información del medio y de ajustar su comportamiento. Pero esta unión “en comunidad” supone el establecimiento de una nueva política.

Evidentemente, los controles complejos del comportamiento necesarios para asegurar la supervivencia se incorporan al sistema centralizado de procesamiento de la información.

La función del cerebro sería coordinar el diálogo de moléculas señal entre los componentes de la comunidad.

En formas de vida más “conscientes” y evolucionadas, el cerebro posee un nivel de especialización que percibe que todo el conjunto de la comunidad se sintonice con el estado de las señales reguladoras.

El sistema límbico en su evolución llegó a la aparición de un mecanismo único que convertía aquella comunicación mediante señales químicas en sensaciones que todas las células de la comunidad podían ya experimentar.

En nuestra mente consciente esa experiencia, esas “señales” se “sienten” como “emociones”. O sea, no sólo se “interpreta” el flujo coordinado de moléculas señal, sino que se generan emociones, manifestadas a través de la liberación controlada de señales reguladoras por parte del sistema nervioso.

Candace Pert estableció claramente que la “mente” no estaba localizada en la cabeza, sino más bien distribuida a lo largo y ancho del cuerpo en la forma de moléculas señal. Y además tenemos la posibilidad, mediante la autoconciencia, de poder utilizar nuestro cerebro para generar “moléculas de emoción” y liberarlas en el sistema.

Hay dos tipos de complejos, H1 y H2, que responden a la misma molécula de histamina: H1 como respuesta de protección; H2 de crecimiento o desarrrollo.

Y también la adrenalina, molécula que desencadena una respuesta de alerta general en el organismo, tiene dos complejos de receptores diferentes llamados alfa y beta.

Resulta que las moléculas de adrenalina, que son liberadas por el sistema nervioso central, anulan a las de histamina, que se producen a nivel local

Las células inician su actividad cuando su cerebro (o la membrana celular en su caso) responde a las señales del entorno.

Como vimos, todas las proteínas de nuestro cuerpo son un complemento (físico o electromagnético) de algo presente en dicho entorno. Así que, puesto que somos máquinas compuestas de proteínas, somos por definición una verdadera imagen del entorno, esto es del mismo universo.

(De la obra del autor: “Vida y mente: ciencia y misterio”) 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s