LA GENÉTICA (El antiguo discurso-Melodía en las estrellas)

“Como comenté, dentro del saber llamado Ciencia se ahondó, en aquellos tiempos, en la parte de la Biología relacionada con la Genética. El siglo anterior había sido denominado el de las Ciencias Exactas, en particular la Matemática y la Física. Se habían conseguido desarrollos satisfactorios en dirección a los “últimos” constituyentes del átomo, de la materia, elaborando teorías técnicamente muy afinadas, al menos en cuanto a la exactitud de los cálculos; me estoy refiriendo particularmente a la Electrodinámica Cuántica. Más se “escapaba”, y era motivo de fuertes discrepancias, la filosofía que subyacía en el significado de aquellos números. La Mecánica Cuántica ya permitió entrever la falta de “continuidad” de la materia, y las lagunas en cuanto al papel del “observador” de los fenómenos físicos. Realmente, aquello había permitido la apertura de ciertas vías de desarrollo en la otrora inmovilista opinión científica… No era más que el principio de lo que iba a venir, que no era otra cosa que la “toma de conciencia” por la comunidad científica y la sociedad en general de la existencia de otros aspectos de la realidad que no eran los de la “objetividad” material de las leyes físicas.

No dejamos de reconocer, en cuanto al significado de “la realidad”, el legado del filósofo Zubiri como precursor de la visión actual del tema. También citar como relevante las primeras explicaciones que en aquella época fueron dándose acerca de la magnitud y causas de por qué el universo es tal como es. Fue un gran aldabonazo la aportación técnica de aquellos momentos.

Mas, sigamos con la Genética. La vida del planeta Tierra, toda ella enorme ramificación (por evolución) de un mismo principio y basada en la química del carbono, fue estudiada hasta sus últimas consecuencias, gracias a una labor de análisis y disección, lo que condujo a averiguar el papel de los genes. Muy celebrada fue la obtención de la secuencia total del genoma humano en los primeros años del siglo XXI. Como consecuencia, el tratamiento de las enfermedades con base hereditaria o genética recibió un gran impulso. Mas, como siempre ocurría por aquel entonces, todo gran descubrimiento era origen de la aparición de nuevos temores y nuevas desgracias directamente relacionadas con la mala utilización de tales adelantos, de ahí lo que comenté acerca de la agricultura genéticamente manipulada, verdadera locura sin la oportuna delimitación del campo de ensayo y la experimentación previa, en evitación de problemas imprevistos.

Se estudió la vida en sí, el código genético, su composición material (la química del carbono en la Tierra), pero seguía sin saberse qué era aquella “conciencia” que representaba el “darse cuenta”, o de dónde procedían o nacían los sentimientos que anidaban en todos los seres vivos.”

(De la obra del autor “Melodía en las estrellas”. Copyright 2003)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s