AMOR (“El cierre del círculo”)

A continuación vamos a identificar, de algún modo, lo que llamamos “amor” con aquel sentimiento del Ser, cuando éste se “dirige hacia sí mismo”… Un “sí mismo” en cierta forma diferente del sí mismo global que define al sentimiento como “movimiento” hacia adentro. Y es que esta otra dirección hacia sí mismo posee como objeto no sólo la “identificación de los diversos elementos” a “sintetizar” en la naturaleza del Ser, sino más bien un cierto “regocijo” en esa contemplación… Es decir, habría un “trabajo” (esfuerzo) de identificación, y una posterior “contemplación” de ese trabajo de identificación producido… Esa “contemplación” sería el origen del sentimiento de amor hacia sí mismo: una especie de narcisismo.

El amor se asemejaría a la contemplación: un sentimiento sobre otro sentimiento (más acción). Un “movimiento de reflexión” del mismo sentimiento. Y nos viene a la memoria en estos momentos aquel mandato de Jesús: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Si hemos definido el amor como una contemplación, ese amor al prójimo sería una contemplación ¿de qué?… de otro sentimiento (en sí un “cierre del círculo” de ciertos elementos)… En este caso, los elementos serían el Ser y los otros seres… Así que, primero habría que “cerrar el círculo” entre Ser y seres, lo que implica un cierto sentimiento, es decir, la “construcción de un sistema”, unificado bajo un cierto sentimiento común entre todos estos seres (no sólo una o varias de las partes, sino todas ellas, condición indispensable para ese “cierre del círculo”)… O sea, el primer sentimiento “común” debe ser una identificación entre todos estos seres que no sería aún amor, sino un cierto sentimiento -de identificación- (no estrictamente amor).

El amor iría más allá: sería ya una posterior contemplación de ese otro sentimiento interrelacionador. En otras palabras, ese amor no tendría que ser entonces común a todos estos seres: podría existir en unos y en otros no… Por consiguiente, hay un primer sentimiento interrelacionador común que podríamos calificar de “no voluntario”… y otro totalmente voluntario que sería el contemplativo llamado amor… Desde esta perspectiva, el mandato “ama a tu prójimo como a ti mismo” significaría elevar la comunicación entre los seres desde un nivel involuntario a otro voluntario: ¡Una conexión lúcida entre los seres…!

¿No es éste el tipo de “conexión”, “identificación” o “unificación” existente dentro de la naturaleza del mismo Dios…!

El significado profundo del mandato anterior aparece en toda su clarividencia: ¡Expresa la forma en que los diversos seres pueden “actuar voluntariamente” para construir el mismo Dios, es más para identificarse ellos mismos con la naturaleza de Dios…!

Dios no sólo son los otros seres… Nuestro Ser no es ese punto central hacia el que dirigimos nuestra mirada objeto de nuestro amor (en realidad allí no hay nada, como no lo hay simplemente en la diversidad de seres). El Ser es más bien la “conexión” entre los elementos dispares de su naturaleza (cada elemento por sí es la simple Nada)… Así, también, Dios es la conexión entre los diversos seres (que en sí sólo serían la misma Nada). Ahora bien, cada Ser para unirse “personalmente” a Dios debe “voluntariamente conectarse” al Mismo, y a eso se llama amor, a esa contemplación, ese sentimiento sobre la “conexión” que nos relaciona con los diversos seres… Podríamos decir que así se produce una cierta identificación con Dios… Aquella “unicidad” desde el punto de vista de Dios (unicidad entre todos los seres), de esta última forma pasaría a serlo también desde cada uno de aquellos seres, gracias a la “transfiguración” del amor.

(De la obra del autor “El cierre del círculo”. Copyright 2002) 

Anuncios

2 comentarios

  1. ya esta bien de hacerse pajas mentales con el Jendel y el marikita aleman del shopenjauguer, deja de contemplarte tu par de Bosones gueis embergs que parece que “cierras el circulo” de la tapa de tu water cuando expulsas materia oscura 🙂

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s