Y HAMBRIENTOS Y ANALFABETOS, por Francisno Antonio Cerro Sánchez.

Lo glorioso de Cervantes

es que fiel nos retrató,

su famosa dualidad

él en el mundo implantó.

Todos somos un Quijote

y todos somos un Sancho,

y lo queremos negar

y así nos quedamos tan anchos.

Como todo es devenir

y el cambio es lo más constante,

pasamos del uno al otro

y eso en menos de un instante.

El perenne balanceo

es el que nos da la tierra,

pasando de noche a día

y ese afán que no se pierda.

Lo más firme es el futuro

y ese nos llega implacable.

Ten al fondo un ideal

y eso es lo más saludable.

El sístole y el diástole,

como el tic-tac de un reloj,

nos llevarán pasp a paso

al sueño de lo mejor.

Y lo mejor es la paz

y su amiga la justicia,

y hambrientos y analfabetos

a eliminar con pericia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s