Leyes científicas y epistemología (Mario Bunge)

(Tomado de “La ciencia. Su método y su filosofía”. Mario Bunge)

Ante el término “ley” en el contexto de la ciencia, el científico debe interpretar:

“Si concede que el mundo físico subsiste aun cuando no haya quien lo perciba o lo piense, entonces la expresión en cuestión podría significar una conexión objetiva entre las cualidades fuerza, masa y aceleración, sea que se las mida o no (“Ley de Newton”). En cambio, si el científico no asigna existencia autónoma a los objetos físicos, entonces entenderá por “ley científica” una relación invariante entre términos anclados de alguna manera a datos de los sentidos (…). Y si sólo accede a hablar acerca de operaciones posibles, entonces podrá significar por “ley científica” cierta pauta de la conducta humana (p.ej. la predicción) en relación con cierta clase de datos empíricos (cuya totalidad llamará “sistemas de cuerpos en movimiento”, o algo parecido), y cierto tipo de objetivo. En particular, nuestro científico podrá sostener que tan sólo las “ecuaciones de laboratorio” merecen ser llamadas leyes naturales, pues ellas -y no los principios de los cuales eventualmente se derivan- son comprobables directamente en el laboratorio. Finalmente, cualquiera que sea la preferencia filosófica de nuestro científico, si ha oído hablar de la física teórica contemporánea podrá admitir que hay una clase especial de enunciados que se refieren a las leyes mismas, y que operan como principios reguladores, tales como: “las leyes naturales no dependen de los sistemas de referencia ni, en particular, del cuadro de referencia del observador”. (Al menos, pues, cuatro significados del término “ley”).

“Todo eso es, en efecto, la epistemología: filosofía de, en, desde, con y para la ciencia.” (Epistemología, metaciencia).

“La epistemología no está por encima ni por debajo de la ciencia: está a la vez en la raíz, en los frutos y en el propio tronco del árbol de la ciencia.”

“Algunos filósofos carentes de formación científica son culpables de las filosofías de la ciencia que son anticientíficas o por lo menos acientíficas, del mismo modo que los científicos sin formación filosófica suelen ser los creyentes más fervorosos en la existencia de la filosofía de la ciencia, que a menudo es aquella que han aprendido en el libro de epistemología con que se han cruzado.”

“Si uno de los cometidos del epistemólogo es analizar la estructura lógica de las teorías científicas, entonces la lógica es una de sus herramientas de trabajo.”

“Algo similar puede decirse de la semiótica o ciencia de los signos,…”

“Por consiguiente, la lógica y la teoría de los signos son herramientas importantes del epistemólogo, pero no las únicas.”

Si se desea estudiar en forma cabal una transformación -y la ciencia es cambiante en grado sumo- es menester adoptar una actitud transformista capaz de captar la dinámica de la averiguación científica.”

“La adopción de una actitud científica en filosofía, y el tratamiento riguroso de problemas metacientíficos, no implica desdeñar la totalidad de la filosofía tradicional; implica, más bien, abordar íntegramente su problemática, pero ahora sobre la base de los conocimientos científicos actuales y de las técnicas filosóficas actuales.”

“El fijista que ignora la historia de las ideas suele tomar por definitiva la teoría más reciente, rodeándola de un caparazón escolástico que más tarde podrá dificultar su desarrollo interno y su crítica epistemológica.”

“Las disciplinas que hemos mencionado -la epistemología, la lógica, la teoría del lenguaje, la historia de la ciencia y de la filosofía y la psicología y la sociología de la ciencia- se esfuerzan por saber qué es el saber. Por consiguiente, aunque difieren, distan de ser ajenas entre sí: cada una de ellas ilumina una faceta de un mismo objeto: el saber verificable.”

Anuncios

Un comentario

  1. Investigación científica de la realidad es la investigación científica de la naturaleza y sociedad (causas), sus fenómenos (efectos). Consiste en descubrir las causas, factores, condiciones materiales e intelectuales (estructura: situación social y económica; superestructura: situación cultural, educativa, política,jurídica, científica, tecnológica e industrial) interrelaciondo entre causas y efectos que pueden ser negativos o positvos, correctos o incorrectos,etc.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s