Visiones del mundo y saberes empíricos.

(Tomado a partir de la obra de Jean-Marie Schaeffer \”El fin de la excepción humana\”)

“El estatuto de las visiones del mundo difiere profundamente del de los saberes que adquirimos en nuestras interacciones con la realidad (física y humana) en la que nos encontramos inmersos.”

Existen cinco diferencias entre saberes (empíricos) y las visiones del mundo, que serían:

1) Una visión del mundo es un interfaz global “flexible” (sin constricciones locales fuertes); un saber empírico está siempre obligado por un “principio de realidad”.

2) Los saberes empíricos, aún cuando pueden transmitirse de modo parcial de una generación a otra por aprendizaje social, no forman sistemas que puedan transmitirse en bloque.

3) Dichos saberes empíricos no obedecen a una lógica de transformación contextual, sino a un desarrollo acumulativo. La visión del mundo tiende a reproducirse por ella misma de un modo idéntico.

4)  Los saberes empíricos se limitan a representar el mundo tal como es, sin justificarlo.

5) La elaboración  de la red abierta que constituyen los saberes adquiridos es siempre dependiente de nuestras interacciones con el universo.

“Todo sería para bien en el mejor de los mundos posibles si la frontera entre saberes empíricos y “visiones del mundo” fuera impermeable: los primeros asegurarían nuestra supervivencia, las segundas garantizarían la estabilidad de nuestro universo representacional.”

“… el conflicto entre saberes empíricos y visiones del mundo es, a diferencia del que se produce entre dos visiones del mundo rivales, un conflicto asimétrico.”

“La diferencia funcional entre los dos tipos de representaciones (asimetría) hace que los saberes empíricos no puedan jamás ocupar el lugar de una visión del mundo, porque son incapaces de cumplir la misión que les es propia.”

“Si la problemática que acabo de esbozar es pertinente, es decir si la tensión entre visión del mundo y saberes de la experiencia es constitutiva de la vida mental porque los dos tipos de representaciones, aún cuando cumplan funciones distintas, nos resultan igualmente indispensables, entonces todas las proposiciones que confían en que se pueda salir de la crisis o bien refrenando “la racionalidad científica” o bien abandonando las “ideologías” a favor de una “visión cientítica de la realidad”, están condenadas al fracaso.”

 

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s