La falta de “esencia” de la realidad.

“El azar no es realidad: es posibilidad.

El crear es imponer nuestra subjetividad a los demás seres por la acción (a esto llamamos “crear realidad”, que es la base de “las cosas”, pero “las cosas” no tienen realidad “por sí”, es decir, “esencia”). Creamos realidad al actuar, pero no nos autocreamos (simplemente por eso); para ello se necesita la reflexión, para transformar esa información que es verdaderamente la realidad, en representación que ya viene acompañada de un sentimiento que permite la incorporación de dicha representación a nuestra naturaleza, a nuestra esencia, proceso que llamamos, entonces, autocreación.

Y el crear no es “algo” independiente de los seres, lo verdaderamente existente, y no el “lenguaje” común de la realidad, que en el fondo es una ilusión. Cuando se crea algo se ha creado “en y para” los seres. Ahora bien, aquello creado puede sernos útil sólo si lo “aportamos” a nuestra naturaleza en la llamada “autocreación”, en otras palabras, si lo transformamos en “representación” que está unida indisolublemente a un sentimiento.

El cuadro general podría estudiarse en dos direcciones. Por un lado, lo que proviene del universo o la naturaleza, a través de la evolución, la autocreación y el Ser espiritual. Y por otro, la que desde los seres espirituales (fuera del espaciotiempo) desciende al universo o mundo para, por medio de la evolución, poder autoconstruir, autocrear. Desde esta última vía, quizás aparezca más diáfano el panorama conjunto de toda la creación.

El Ser, al adoptar el “estadio” de ente espaciotemporal, lo que le permite su autocreación, pierde, por otra parte, algunas de sus propiedades o características propias como la clarividencia y la inmutabilidad. En tal estadio, el Ser, cuya mejor definición, al menos la más familiar, es el “yo”, queda sometido al cambio, al movimiento, y todo cambio supone una variación estre estados, que varían en función del tiempo y del espacio, en resumen ese Ser (en este estadio) queda sometido a un “campo de variabilidad”. Tal campo tiene un lugar en el espacio, que ocupa la materialidad (cuerpo) que compone ese ser espaciotemporal (yo); también ese campo de “presente” lleva ya en sí el germen tanto del pasado como del futuro, por tanto, es un campo transcurrente. (El élan vital). Como ser espaciotemporal definido ya por estados, en cada uno de tales estados posee un sentimiento y una subjetividad (voluntad). La subjetividad-voluntad realiza la acción constructora de la realidad (que no es meramente nada más que una “imposición” hacia los demás seres). La acción es ejercida como una decantación dentro del abanico de posibilidades que representa el azar, que es en lo que consiste el suceso o acontecimiento, componente básico de la llamada realidad.

Todo Ser que “quisiera” seguir autocreándose, debería volver a entrar en otro mundo de cambio, lo que también puede ser interpretado como una alianza con el azar, verdadero motor de las posibilidades que transformadas en realidad (sucesos), puede adherir un Ser a su naturaleza para seguir creciendo, o tal vez, disminuyendo. ¡He aquí el riesgo del “proceso de transformación” al que llamamos vida!

Ahora bien, la realidad “está escrita” sobre los seres. El azar la permite, o la hace posible, pero “está construida” sobre los seres (de algún modo, impuesta a todos ellos), así que el límite en la autocreación (que en sí, también, tiene aspectos de egoísmo) consiste en el “respeto” a los demás seres… Y como siempre, en el equilibrio está la virtud. ¡Ese equilibrio se llama amor… Y su dogma principal estaría en el “quererse a sí mismo (autocrearse) tanto como a los demás” (permitir la autocreación de los otros)!

La corriente en sentido propio y en sentido hacia los demás, constituye ese magnífico misterio en que consiste el lema de la divinidad: ¡La Unidad (el propio Dios) múltiple (todos los seres)!”

(Del capítulo “LO INACCESIBLE” de la obra del autor \”ACCESIBLE E INACCESIBLE\”)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s