Mi visión del Tractatus de Wittgenstein (I).

El Tractatus Logicus Philosophicus de Ludwig Wittgenstein no cabe duda que representa un hito en la filosofía del siglo XX que, como nos dice Bertrand Russell en la Introducción, “lo convierte en algo que ningún filósofo serio puede permitirse descuidar”.

Aún cuando la obra de Wittgenstein indudablemente ha proporcionado un notable impulso a la matemática adornándola de unas bases lógicas muy sólidas, filosóficamente hablando (sin escandalizar al propio Ludwig) conviene señalar unos detalles que considero importantes en cuanto afectan a cuestiones que aún no estando suficientemente explícitas en la obra sí afectan implícitamente a las mismas. Me refiero a todo el mundo que se suscribe alrededor de la sensación, la emoción, la voluntad, o la misma mística, esta última, como excepción, sí abordada en dicha obra.

Sin más dilación entraré en el Tractatus. Ya en su prólogo Wittgenstein nos dice que el propósito de su libro es trazar unos límites a la “expresión” de los pensamientos, lo que traduce en que dichos límites sólo pueden ser trazados en el “lenguaje”. La verdad es que la Tractatus es en sí la obra de un magnífico matemático (ingeniero) y lingüista.

Expondré  acontinuación apartados de su obra, y si en mi opinión es oportuno, los comentarios correspondientes.

1. El mundo es todo lo que acaece. (Parece una definición de la “realidad” física).

1.1 El mundo es la totalidad de los hechos, no de las cosas. (No define aquí expresamente el concepto de “cosa”).

1.11 El mundo está determinado por los hechos y por ser todos los hechos. (Seguimos en la línea de la realidad física).

1.13 Los hechos en el espacio lógico son el mundo. (No define aún cuál es el “espacio lógico”).

1.2 El mundo se divide en hechos.

2 Lo que acaece, el hecho, es la existencia de los hechos atómicos. (Está caracterizando el hecho como “hecho atómico” que definirá después).

2.01 El hecho atómico es una combinación de objetos (entidades, cosas).

2.012 En lógica, nada es accidental: si la cosa puede entrar en un hecho atómico, la posibilidad del hecho atómico debe estar ya prejuzgada en la cosa.

2.0121 […] (Algo lógico no puede ser sólo-posible. La lógica trata de toda posibilidad y todas las posibilidades son sus hechos). (En mi opinión, son sus hechos de la “lógica” pero no los hechos atómicos, o si queremos,  la realidad. Aparte de la realidad hay otras posibilidades -lo que no acaece-, que pueden ser “hechos de la lógica” pero no hechos reales).

Lo mismo que no nos es posible pensar en objetos espaciales fuera del espacio y objetos temporales fuera del tiempo, así no podemos pensar ningún objeto fuera de la posibilidad de su conexión con otros. (Creo que es un razonamiento “circular” que no se sostiene).

2.014 Los objetos contienen la posibilidad de todos los estados de cosas.

2.0141 La posibilidad de entrar en hechos atómicos es la forma del objeto.

2.02 El objeto es simple. (Una afirmación cuanto menos dudosa).

2.021 Los objetos forman la sustancia del mundo. Por eso no pueden ser compuestos. (No veo la relación).

2.024 La sustancia es aquello que independientemente de lo que acaece, existe. (Define la “sustancia” que pudiera no ser real).

2.045 Ella es forma y contenido. ( Así lo define).

2.027 Lo fijo, lo existente y el objeto son uno. ( Es una definición que en el fondo está limitando lo que es un objeto, para lo cual habría primero que definir qué es lo existente -en verdad, son los “objetos matemáticos” los que se ven favorecidos claramente con tal definición-).

2.0271 El objeto es lo fijo, lo existente; la configuración es lo cambiante, lo variable.

2.072 La configuración de los objetos forma el hecho atómico.

2.03 En el hecho atómico los objetos dependen unos de los otros como los eslabones de una cadena.

2.032 El modo en cómo los objetos dependen unidos en el hecho atómico es la estructura del hecho atómico.

2.033 La forma es la posibilidad de la estructura.

2.04 La totalidad de los hechos atómicos existentes es el mundo.

2.06 La existencia y no-existencia de los hechos atómicos es la realidad (a la existencia de los hechos atómicos la llamamos también un hecho positivo, a la no-existencia, un hecho negativo).

2.063 La total realidad es el mundo.

2.11 La figura presenta los estados de cosas en el espacio lógico, la existencia y no-existencia de los hechos atómicos.

2.12 La figura es un modelo de la realidad.

2.141. La figura es un hecho.

2.15. Que los elementos de la figura estén combinados unos respecto de otros de un modo determinado, representa que las cosas están combinadas también unas respecto de otras.

A esta conexión de los elementos de la figura se llama su estructura y a su posibilidad su forma de configuración.

2.172 La figura, sin embargo, no puede figurar su forma de figuración; la muestra.

2.18 Lo que cada figura, de cualquier forma, debe tener en común con la realidad para poderla figurar por completo -justa o falsamente- es la forma lógica, esto es, la forma de la realidad.

2.202 La figura representa un estado de cosas posible en el espacio lógico.

2.203 La figura contiene la posibilidad del estado de cosas que representa.

2.21 La figura concuerda con la realidad o no; es justa o equivocada, verdadera o falsa.

2.221 La figura representa lo que representa, independientemente de su verdad o falsedad, por medio de la forma de figuración.

2.221 Lo que la figura representa es su sentido. (Una definición de “sentido” muy “sui generis”).

2.222 En el acuerdo o desacuerdo de su sentido con la realidad, consiste su verdad o falsedad. (Lo mismo que he dicho anteriormente, son razonamientos “circulares”).

2.223 Para conocer si la figura es verdadera o falsa debemos compararla con la realidad.

3. La figura lógica de los hechos es un pensamiento. (Otra definición, que cuanto menos podríamos calificarla de “singular”).

3.001 “Un hecho atómico es pensable”, significa: Nosotros podemos figurarlo. (Sólo puedo añadir: ¡Ojalá!).

3.02 El pensamiento contiene la posibilidad del estado de cosas que piensa. Lo que es pensable también es posible. (Lo mismo que antes: Esperemos).

3.031 Se ha dicho alguna vez que Dios pudo crear todo salvo lo que fuese contrario a las leyes de la lógica. La verdad es que nosotros no somos capaces de decir qué aspecto tendría un mundo ilógico.

(Dada la longitud de la obra continuaré  con este análisis en próximas entregas)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s