X Edición del Carnaval de Matemáticas: CERO, VACÍO, NADA.

(*) (Está albergado en el Blog “Francis (th) Emule Science´s News”)

Es la “ausencia” la única característica que une a los tres conceptos, y van de lo particular a lo más general (1).

* CERO. Aparece como ausencia de cantidad, cuando existe una “correspondencia” entre cantidades y números. Entonces, la ausencia de cantidad es el número cero.

Problemas y confusiones: Tienen lugar al definir tal correspondencia: biunívoca, etc. También en el establecimiento del propio concepto de cantidad (medida, etc.).

* VACÍO. Es la ausencia de “objetos”. Primero hay que establecer el concepto de objeto. Su ausencia o negación es el vacío.

Problemas y confusiones: Lógicamente, se producen al definir el objeto. [ Particularizando, el cero sería también un objeto “matemático” (1)]. Normalmente los objetos, “físicamente” suelen estar adornados de masa (no en el caso de fotones, gravitones, etc.).

* NADA. Es la ausencia de “algo”.

Problemas y confusiones: Aquí son mayores, pues el concepto de “algo” es demasiado vago (tanto como el de “nada”). Físicamente, como mínimo dentro de “algo” se encontrarían campos  y partículas.

Los campos como sabemos son múltiples: electromagnéticos, gravitatorios, de Higgs, etc.

Ahora hay que hacer la salvedad de que en los sistemas físicos (universo) de Newton y anteriores -galileanos- había una “casi” identificación entre estos conceptos de cero, vacío y nada. Quiero decir que en un entorno ilimitado e intemporal la ausencia total de objetos no necesita del concepto de cantidad -numeral cero-, y son los objetos lo único que serían “algo”; su falta, pues, sería la nada. Así, cero, vacío y nada serían prácticamente lo mismo.

Todo cambió al advenimiento del concepto físico de “campo”: ¡la ausencia de objetos no se correspondía con la nada, pues dejaba fuera a los campos!

Y la cosa se complicó aún más con la relatividad einsteniana, en donde ni siquiera el espacio y el tiempo eran ilimitados: ¡la misma geometría del entorno -no ya solo el campo- era “algo”, era energía!

Cero, vacío, y nada dejaron por siempre de ser lo mismo: ¡En nuestro universo conocido sólo el vacío se sostiene, la nada ha dejado de existir!

La nada ha quedado como un concepto filosófico o metafísico que supone la  ausencia total de partículas y todo tipo de campo, también incluso del espaciotiempo. (Por supuesto, el campo de Higgs).

La ciencia moderna ha logrado darnos una secuencia de acontecimientos que van desde el momento actual a los primeros instantes del Big Bang (con lógicas lagunas sometidas al desarrollo de la investigación científica). Mas, antes de aquella primera singularidad, todo son especulaciones e incógnitas dentro de las que, como parte sustancial, ha quedado relegada la propia metafísica de la nada.

Como ampliación al tema apunto los enlaces \”El vacío y la nada\” y \”Ideología y matemáticas\”.

Anuncios

4 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s