El mito en la Historia (I).

(Alejandro Álvarez Silva en “Ciencia, filosofía, religión. Una visión armónica”)

Nos dice Oswald Spengler en “La Decadencia de Occidente”: “En el conocimiento de la muerte, se origina la concepción del mundo que poseemos como seres humanos y no bestias”.

“El niño comprende súbitamente lo que es el cadáver sin vida, algo que se ha convertido en pura materia, puro espacio, y al mismo tiempo se siente a sí mismo como un individuo existente en un mundo ajeno más amplio. “Del niño de cinco años a mí sólo hay un paso. Pero del recién nacido al niño de cinco años hay una distancia inmensa”, dijo Tolstoi una vez. Entonces, en los momentos decisivos de la existencia, cuando el hombre se hace hombre y se da cuenta de su infinita soledad en el mundo, el temor al mundo se revela por primera vez como el temor esencialmente humano en presencia de la muerte, el límite del mundo iluminado, espacio rígido. También entonces se origina el pensamiento superior como meditación sobre la muerte”.

“Todo aquello de lo que somos conscientes, sea cual fuera la forma en que se aprehendan -“espíritu” y “mundo”, vida y realidad, Historia y Naturaleza, ley y sentimiento, Destino o Dios, pasado y futuro o presente y eternidad- tiene para nosotros un significado aún más profundo, un significado definitivo. Y la única forma de expresar de forma comprensible lo incomprensible debe ser una especie de metafísica en la que todo tenga significado como símbolos”.

El estudio comparativo de los mitos del mundo nos hace vislumbrar la historia cultural de la humanidad como una unidad. Temas como el robo del fuego, el diluvio, el nacimiento de la madre virgen, el héroe resucitado, etc., aparecen por doquier, como los elementos de un caleidoscopio, pocos pero siempre los mismos. Y es que parece como si el hombre no pudiera sostenerse en el universo sin creer de alguna forma en la misma herencia general del mito. De hecho, la plenitud de su vida aparece, incluso, estar en relación con la profundidad y amplitud no del pensamiento racional sino de la mitología local. Los mitos se nos presentan, pues, como liberadores de energía, impulsores de vida y acaso rectores de la misma, de una forma inconsciente, por encima de nuestras mentes racionales.

En 1816 Franz Bopp publicó un estudio comparativo del sistema de conjugaciones del sánscrito, griego, latín, persa y germánico. A mediados de siglo quedó claro que en la mayor parte del mundo civilizado se podrían identificar gran cantidad de lenguas estrechamente relacionadas, que debieron surgir de una sola fuente: la llamad lengua indogermánica o indoeuropea. Desde Islandia a la India (Exceptuando las lenguas estona, finlandesa, lapona, magiar y vasca) se ha descubierto una continuidad, no sólo en las lenguas, sino también en las civilizaciones, religiones, mitologías, etc., (por ejemplo, el panteón griego, los eddas de Islandia y el Olimpo de los griegos). Pero pronto se supo que mucho de lo que se había considerado invención de esta cultura indoeuropea, en realidad provenía de las culturas más antiguas del antiguo Egipto, Creta y Mesopotamia.

En 1898 Leo Frobenius anuncia un nuevo enfoque en el estudio de las culturas primitivas a través de su “teoría del área cultural”, donde identificaba un continuum cultural primitivo que iba desde el África Occidental Ecuatorial hacia el este por la India, Indonesia, Melanesia y Polinesia, a lo largo del Pacífico hasta la América Ecuatorial y la costa noroeste. Interpretación totalmente contraria a la del “desarrollo paralelo” o “psicológico” de Brinton, Bastion, Tylor y Frazer.

Las orientaciones e investigaciones del filósofo Wilhelm Wundt (1832-1920) y del profesor de anatomía patológica Jean Martín Charcot (1825-1893) prepararon el camino, que seguirían la ciencia del inconsciente de Freud (Tótem y Tabú) y Jung, hacia los campos de la religión, la prehistoria, la mitología, etc.

Para Thomas Mann, “el mito es el fundamento de la vida, el esquema inmemorial, la fórmula piadosa en que fluye la vida cuando éste reproduce sus rasgos fuera del inconsciente”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s