Alta sensibilidad en el flujo de la información cerebral.

Según un nuevo estudio teórico desarrollado por el Instituto Max Planck para la Dinámica y la Autoorganización, muchas áreas del cerebro muestran una actividad rítmica de las células nerviosas, con patrones temporales distintos (metrónomos) que determinan el “flujo de la información”. “Si uno de los metrónomos se ve afectado, por ejemplo, a través de un estímulo externo, y luego cambia de ritmo, marcado en una alteración del patrón temporal en comparación de los demás, las otras áreas deben adaptarse a esta nueva situación a través de la auto-organización y comenzar a jugar también una vida totalmente diferente. Es suficiente afectar una de las áreas de la red para reorganizar completamente su funcionamiento”.

Tal perturbación no tiene que ser muy fuerte, pues es más importante que el “retroceso” se produzca en el momento justo del ritmo; lo anterior podría desempeñar un papel importante en los procesos de percepción.

Ver el artículo completo en PHYSORG.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s