La ontología “científica” de Mario Bunge (I). -Alejandro Álvarez Silva-

Define bastante bien nuestro autor la concreción de su propuesta al desechar los siguientes preguntas, que en realidad históricamente han sido contenidos de la misma: ¿Por qué hay algo en lugar de nada? ¿La esencia precede a la existencia? ¿Qué es ser? ¿Qué es el uno? ¿Qué existe?

En sus palabras: “Las preguntas anteriores carecen de sentido en el sistema que desarrollaremos en este libro”.

Por el contrario, tanto por su contenido fáctico como por su carácter abierto, Bunge denomina ontológicas, sólo distinguidas de las científicas por su alcance y frecuencia, a las siguientes: ¿Las cosas son manojos de propiedades? ¿Hay clases naturales? ¿Es posible el cambio sin un sustrato inmutable? ¿Cómo surgen las propiedades emergentes?; o, ¿Qué es la mente?.

De las diez concepciones que en opinión de Bunge, existen de la ontología o metafísica (la metafísica es un discurso sobre el Ser, la Nada y el Dasein; la metafísica es una colección de creencias instintivas; la metafísica es la justificación de las creencias instintivas; la metafísica es la ciencia de las presuposiciones absolutas; la metafísica se ocupa de todo lo pensable, exista realmente o no; la metafísica es el estudio de los objetos que no son ni físicos ni conceptuales, se supone Dios y los seres espirituales; la metafísica es la ciencia del ser en cuanto tal; la metafísica es el estudio del cambio, sucesos y procesos; la metafísica se ocupa de todos los mundos posibles, lo que sería una interpretación ontológica de la lógica; y por último, la metafísica es la cosmología general o ciencia general o la ciencia que se ocupa de toda la realidad), es desde la citada en último lugar desde la que “crea” su ontología.

Bunge se ocupa de aclarar que tal realidad no es tomada como “totalidad o todo”. Y acota el sentido de esta ontología: “Su tema es el estudio de las características más generales de la realidad y de los objetos reales” (Peirce); “Se ocupa de todas las preguntas de carácter general y fundamental respecto de la naturaleza de los real” (Montagu, Woodger, Williams y Quinton)); o sea, “estudia los rasgos genéricos (no específicos) de todos los modos del ser y el devenir, así como de las características peculiares de los principales géneros de existentes”, que sería la tarea que Hegel asignó a la “lógica objetiva” y que Engels atribuyó a lo que luego fue conocido como materialismo dialéctico.

Basado en tales supuestos, nos dice Bunge que “el ontólogo debe reconocer, analizar e interrelacionar aquellos conceptos que le permiten producir una representación unificada de la realidad”. Bunge actúa así al presuponer que los objetos no reales no son físicos, por lo que las posibles leyes que cumplieran tampoco serían físicas. La consecuencia: la imposibilidad de hacer afirmaciones no tautológicas, a la vez válidas para todos los objetos.

Quedaría así para la ontología y la ciencia (natural o social)  el estudio de los “objetos concretos”, mientras que para la lógica, la matemática y la semántica los objetos formales o ideales tales como conjuntos y categorías.

A la vista está que un universo ingente de temas de los que se ocupaba anteriormente la ontología, quedan fuera del  sistema de Mario Bunge, más abocado a una justificación del omnipresente “método científico”. Así todos los “enunciados metafísicos”, nada menos que (entre otros) de filósofos con la autoridad de Hegel o Heidegger no tendrían significado: “una mala metafísica” en sus palabras.

(De la obra de Mario Bunge titulada “Ontología I: el moblaje del mundo”)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s