Pseudoaleatoriedad: ¿Juega Dios a los dados?

La Máquina de Von Neumann

dice-art-3

Tiramos un dado de seis caras. Automáticamente pensamos que es posible que la tirada dé como resultado cualquiera de sus seis caras, de modo que la probabilidad de sacar una de ellas es un sexto. ¿Por qué pensamos que, al tirar el dado pueden salir seis resultados distintos? ¿Por qué pensamos que pueden suceder diferentes cosas cuando siempre solo observamos una de ellas? ¿De dónde surge que podamos imaginar diferentes posibilidades cuando nosotros solo podemos observar hechos, y los hechos siempre solo son uno? En que en el pasado, cuando hemos tirado otros dados hemos visto que, en cada tirada, salían diferentes resultados. Si en el pasado, salían diferentes resultados, ¿por qué el futuro iba a ser diferente? ¿Por qué, sin venir a cuento, iba a salir, por ejemplo, al tirar el dado cien veces, siempre un tres? En este razonamiento inductivo hay un error: hemos simplificado pensando que las…

Ver la entrada original 1.147 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s