Multiverso y realidad (Conclusión).

DIGITAL IMAGE

(De la obra de Alejandro Álvarez Silva titulada “Multiverso y realidad”)

“Como  dije al hablar de la ontología del espacio probabilístico, y en la controversia suscitada por el tema, es tan radical el concepto de probabilidad que aplicada a la totalidad de historias, conduce a la realidad del hecho cuántico en su conjunto. Algo de lo que carece cada una de esas historias-caminos individuales que no serían más que puras posibilidades. El error del “actualismo” subyacente en la interpretación de los universos múltiples (Hugh Everett, Michio kaku, etc.) es considerar cada una de esas historias-caminos individuales reales, pero la realidad sólo existe en el conjunto (en la integral de caminos de Feynman, que llega a confundirse con el camino o trayectoria clásica). Quizás tengamos que recurrir nuevamente a la teoría aristotélica de Potencia y Acto. Potencia y Acto forman parte de a existencia como algo tangible, real, pero los elementos (posibilidades) de la Potencia, diversos, no posiblemente únicos como el Acto, entran en el reino de la posibilidad, posibilidad de ocurrencia,  no se han hecho realidad aún (sólo existe una parte, una probabilidad del conjunto que es la realidad), pero la totalidad (Potencia) con su probabilidad uno o certeza sí es pura realidad.

El que no comprendamos cómo pueden “recorrerse” todas las posibilidades-caminos sin que eso llegue a ser o signifique actos individuales, no quiere decir que tal ocurra… En verdad, en nuestro mundo macroscópico, clásico, de la cotidianidad, identificamos tales hechos, pero analizándolo en profundidad, observamos que ello no tiene por qué ser así: ¡no se necesitan que se hagan reales, o se tengan que recorrer materialmente todos los caminos, para que al final sí se haga realidad un resultado final, el hecho o el suceso, una realidad!

De cualquier forma, la respuesta experimental nos confirma que así sucede, mientras que no hay ningún experimento que nos dé la materialización de ningún camino o trayectoria individual (la trayectoria obtenida con las medidas débiles cuánticas, simplemente nos dan un promedio, un dibujo obtenido por muchas de tales medidas, no por una sola partícula).

Ahora bien, una vez establecido este principio de la realidad del conjunto o realidad de la función de onda cuántica, sus consecuencias filosóficas o metafísicas son enormes: primero, porque nos obliga a cambiar, en el sentido apuntado antes, nuestro concepto de realidad; segundo, porque equivale a dar carta de realidad (tal como expliqué en el artículo “Ontología de los espacios matemático, probabilístico y físico”) a ciertas fórmulas matemáticas (la ecuación de onda de Schrödinger). Quiere esto decir que que la naturaleza se ve obligada a responder de acuerdo con las mismas, cual mandato categórico sobre la propia materia, para que “realice el plan establecido en dicha teoría matemática”. O sea, no sería la voluntad de un sujeto (u observador) quien “gobernaría” esa materia, sino que la materia se vería obligada a actuar como un sujeto persiguiendo la realización de ese mandato categórico que supone la formulación matemática… Es como si esa matemática “se hubiese incrustado en la materia”. Así que existirían tres tipos de ontología: la puramente ideal de la matemática pura; la puramente material del mundo físico y la intermedia probabilística a caballo entre la matemática y el mundo material. En resumidas cuentas: lo ideal y lo real (físico y probabilístico).

Para finalizar la obra, solamente hacer hincapié en que a lo largo de la misma, se ha perseguido fundamentalmente la clarificación y establecimiento de los presupuestos del Nobel Max Born en relación a su interpretación de la MQ, y consecuentemente el análisis de sus derivaciones en el campo ontológico básico de la realidad. Tales presupuestos me llevan a negar el multiverso, al menos como se está manejando en la actualidad en sus acepciones más conocidas, en especial las de Everett y Michio Kaku.

Mi hipótesis final: ¡Un universo y dos realidades!”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s