Theia y el origen de la Tierra

KODAK Digital Still Camera

Tanto la Tierra actual como nuestro satélite, la Luna, se formaron a partir de una violenta colisión “frontal” entre una Tierra joven inicial y un “embrión planetario” llamado Theia.

El choque se produjo hace 4,5 millones de años, y la colisión fue frontal, y no como se creía anteriormente, en un ángulo de 45 grados.

El estudio, realizado por investigadores de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles), se ha construido a partir del análisis de siete rocas lunares aportadas por las misiones Apolo 12, 15 y 17, y de otras rocas terrestres del manto y volcánicas de Hawai y de Arizona.

La clave para la reconstrucción de ese impacto frontal ha sido la “firma química” de átomos de oxígeno de las muestras. En la Tierra el 99,9 % del oxígeno es O-16, pero también hay trazas de isótopos de oxígeno O-17 y O-18.

Cada planeta, como la Tierra, Marte, etcétera, tiene una relación única de esas trazas, lo que constituye su “huella digital”.

Pues bien, una colisión lateral en el evento descrito supondría que la Luna estaría constituida principalmente del embrión Theia, distinto de la incipiente Tierra, y por consiguiente, proporciones de isótopos de oxígeno diferentes. Por el contrario, la colisión frontal supone una composición similar de la Tierra y la Luna (mezcla a fondo con Theia), que es lo que se ha encontrado.

(Noticia original: http://phys.org/news/2016-01-moon-head-on-collision-earth-planet.html)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s