MISIVA DESDE EL FUTURO

reflexionarbolvioleta

¡Tengo 17 años y te pido ayuda!…

Y no por mí, sino por todos nosotros…

Pablo, Juan, Pedro… ,todos, todos somos iguales… ¡Sí, iguales en la miseria!… ¿Cómo nos vemos en esta situación, si todo prometía bien?…

Se prometió a mis padres, y ellos lo creyeron, que todo iría a mejor: ¡Fuera la corrupción!; ¡Reparto de la riqueza!; ¡Derecho a decidir!; ¡Fuera la religión, laicismo!; ¡Igualdad entre camaradas, entre pueblos y culturas!… Idealismo a tope, un poco rancio tal vez, ¡un nuevo tropiezo en la historia (la historia se repite)!…

¡Y mis padres lo creyeron!… Yo, desde mi inocente edad, también.

Os pido ayuda a vosotros, ¡ahora que aún estáis a tiempo!

Sí, es verdad, los adelantos científicos en aquellos países que antaño denostamos, han logrado un verdadero milagro (creo que por alguna extraña propiedad de lo que llaman los físicos “el mundo cuántico”): ¡Puedo mandaros este mensaje desde el  futuro, y os pido ayuda!

¿Cómo?

Sois responsables ante la historia, no la rimbombante historia, sino la del más puro y clásico humanismo, ante las criaturas que ahora sufren: Sufren de un materialismo (laicismo) mortecino que no conduce a ninguna parte; sufren de pobreza hasta la miseria, eso sí, ¡muy bien distribuida!; sufren de una falta de libertad que no adivinó ni el mismo Orwell; sufren todos sí, dentro de la igualdad de las distintas “taifas” en que nos hemos convertido aquella antigua nación orgullosa de sus más de quinientos años de historia.

… Y lo más triste y recalcitrante: Otras naciones de nuestra órbita no siguieron nuestros pasos, ¡y les fue bien!… Tienen trabajo, prosperidad, forman una gran nación de naciones, ¡y nosotros pudimos estar ahí!

Errores tan fáciles de corregir… ¡Escúchame! Si tienes un ámbito democrático que tanto te costó construir, ¡poténcialo!… Haz oídos sordos a esos “cantos de sirena”, esa “tabla rasa” que nosotros sí sabemos a lo que conduce… ¡Mejorar sí, no destruir!… Remueve todo aquello que lo entorpezca.

La sabia ciencia camina con pasos sólidos apoyándose en el precedente: ¡Prudencia, verdad, progreso… esa es la encrucijada!

¡Tal vez, tú puedas cambiar nuestro presente!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s