¿Representa el ser humano la “cumbre” de la evolución?

skeleton-414543_1920

“No hay animales superiores y animales inferiores. Nuestras `piezas de lego´ son básicamente las mismas, aunque con ellas construyamos cosas distintas” (Ricard Albalat en su reciente artículo publicado en Nature Reviews Genetics).

Continúa Albalat: “Creíamos que al evolucionar ganábamos en complejidad ganando genes”. Sin embargo parece que no es así, pues la mayoría de nuestros genes que están también en las medusas, lo estaban en nuestro ancestro común.

Según el otro autor del citado artículo, Cristian Canestro: “No es que nosotros hayamos ganado genes, es que los han perdido ellos”.

El trabajo se refiere a la “perdida” de genes del organismo planctónico Oikopleura dioica, que mide solo tres milímetros, tiene un ciclo de vida muy corto, pero tiene boca, ano, corazón y cerebro.

Hace 500 millones de años vivió el último ancestro del ser humano y el Oikopleura dioica, y desde entonces éste último ha perdido el 30% de nuestros genes comunes, y no solo ha conseguido sobrevivir, sino que está en auge, como supone el que en algunos ecosistemas marinos tenga una densidad de hasta 20.000 organismos por metro cúbico.

La importancia del estudio tiene que ver con la posibilidad, entonces, de saber qué genes humanos son esenciales.

El equipo de investigadores autores del estudio, perteneciente a la Universidad de Barcelona, es uno de los tres que a nivel mundial y desde el punto de vista de la biología evolutiva del desarrollo estudia el organismo Oikopleura dioica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s