El Legado

DIGITAL IMAGE
AVLIS en “Melodía en las estrellas”

Estoy convencido de que la huella del hombre en este mundo posee una trascendencia que va más allá de lo que vulgarmente imaginamos. No sería, únicamente, el “recuerdo” que dejamos en nuestros semejantes. Y dentro del “recuerdo” consideraría no sólo lo que inmediatamente nos viene a la cabeza, sino, yo diría un recuerdo de “amplio espectro”. No sólo el recuerdo que perdura en las mentes de nuestros familiares, de los compañeros en las tareas habituales de nuestro trabajo, de los componentes de nuestra vecindad (familiar, lugareña, profesional, etcétera), o de los diferentes grupos y estamentos de la sociedad civil. Me refiero, además, a lo perpetuado en los diferentes medios escritos y audiovisuales.

¿No os parece “familiar” esa sentida composición del “Yesterday” “beatleliano”, o la propia figura de Jhon Lennon? O, de igual forma, ¿el prototípico genio científico representado por Albert Einstein? (No quiero desaprovechar el inciso para destacar el triunfo o la cima de la Física puramente Teórica que representó su elaboración de la Relatividad General).

Y ese legado puede no ser “continuo” en el sentido de ser recordado por la sociedad de forma uniforme a lo largo de los siglos, sino que suele tener “recidivas”, en otras palabras, períodos de apoyo omnipresente y otros de cierto olvido. Es igual, forma parte de la historia de la humanidad.

Pues bien, no sólo me estoy refiriendo a todo ello, sino a un aspecto que muchas veces no solemos considerar como tal (“amplio espectro” del recuerdo). Y aquí no puedo retrasar más la introducción de este nuevo aspecto del legado que tiene que ver, en sustancia, con la labor del protagonista (el creador) y su circunstancia.

El creador, el protagonista, sufre una evolución, como todo lo vital, desde su aparición (nacimiento), hasta su despedida (óbito). Y como todo lo vital, desde un balbuceo vital, in crescendo, a una madurez, pasando por una juventud, y el inicio de un declive por agotamiento, que anuncia su despedida.

La primera parte se caracteriza por esa potencia de juventud, de acrecentamiento de horizontes, que parece pretender la implantación de una hegemonía (vulgarmente, “asentando sus reales”) dentro de la base social, y eso sí importa y mucho. (Estamos en el período del “pro” y nada “en contra”). La madurez camina hacia un equilibrio entre “pros” y “contras”, en el que no importa tanto el “resultado” (social), sí su “significado”. Lo siguiente es “declive” pero muy matizado; en algunos casos, los menos, estamos ante una aparente reedición de segunda juventud (revival) pasajera, pero lo normal es la sensación de caminar en una senda de vuelta al origen en una larga despedida hacia la eternidad de la calma. Aquí cuentan más los “contras”, bastante más que los “pros”: ¡Nos seduce más el pasado (la historia), lo que hicimos que no podrá ser borrado nunca, ante la peligrosa “incertidumbre” del futuro!

Cabalgando en ese tiempo, el protagonista no por ello debe abandonar su labor creadora, hasta el mismo momento, instante de su expiación. Lo último sólo requiere un pequeño lapsus. ¡Para qué desaprovechar más vida, si nuestro fin es crear!

Sutilmente he llegado al más preciado objeto de mi filosofía: ¡la creación!

En el centro de todas mis especulaciones y por supuesto, mis deseos más “acendrados”, figura la excelencia en la “labor de crear”. Creamos y la vida debe ser sobre todo creación: creación de realidad, creación de vida, creación de espíritu desde un azar “domeñado”.

Como remate: ¡El “recuerdo” -aún de amplio espectro- no es el fin del quehacer humano, lo es la creación!

¡Creamos para la sociedad, nuestro entorno cósmico, pero también creamos el espíritu universal que se catapulta hacia el futuro!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s