Contra el relativismo banal

canoe-262466_1920

No todo es igual y tiene el mismo valor.

En el caso humano pasamos de lo biológico a lo cultural. Y es que una misma especie (Homo sapiens), desde el punto de vista cultural, social, ético-moral y otros, parece comportarse como “subespecie”, si tal término pudiese trasladarse  de la biología a otros ámbitos. Sin ser exquisitamente original etimológicamente hablando, para mis fines adoptaré el término “especie cultural” para cada una de esas diferentes tribus sociales existentes en la comunidad humana. Y ya no hablo de distintas civilizaciones (algunos afirman que solo existe actualmente una sola civilización con distintos matices), o culturas. Hablo, por el contrario, tan solo de pequeñas agrupaciones humanas que pueden ser tribus, grupos étnicos, bandas urbanas, grupos religiosos específicos, sectarismos políticos, religiosos o de otra índole. Se diría, sí, que estamos salpicados de distintas “especies culturales” dentro de la especie humana, que aunque pueden “cruzarse” entre sí (biológicamente hablando -lo que sería contrario a lo que ocurre entre las especies biológicas), tal característica es más la excepción que la regla: ¡es tal la falta de conocimiento y entendimiento entre las mismas!

La distancia entre tales especies culturales, no sería tanto de origen -racial, étnico- que de desarrollo cultural sostenido, es decir: afinidad, moralidad, costumbres, etcétera.

En escritos anteriores me aboné a la tesis de la crucial importancia del “acto creativo” como base y principio de nuestra presencia en el cosmos, de la presencia individual y colectiva de la criatura humana como insignia del  nivel alcanzado por el ser vivo en su periplo evolutivo: la consciencia de su consciencia (conciencia).

Dije que el hombre “creaba” y esa creación le catapulta hacia un futuro “direccionado” en sentido hacia el espíritu cósmico universal y holístico.

Ese espíritu se nos adivinaba en un nivel superior que sólo puede suponer un perceptible desarrollo de nuestras mejores capacidades; en una acepción no tan de moda pero no falta de plena validez, un espíritu “bueno” adornado de cualidades positivas, superlativas.

Pues bien, como tal creación del espíritu humano, ¿es lícito “unificar” bajo el mismo criterio los logros alcanzados por la multiplicidad de “tribus culturales” a las que ne refería anteriormente?, o, más bien, ¿ese desarrollo será multiforme, dispar, donde virtudes positivas y negativas jugarán su papel, estableciendo matices claramente visibles?

No me estoy refiriendo a esa especie de “compensación” entre el bien y el mal existente en el panteón indoiranio -Ahura Mazda (espíritu bueno) y Arimán (espíritu malo)-, sino que, una vez pasado el rubicón de la biología “natural”, las distintas “especies culturales” humanas evolucionarán hacia el espíritu universal adornado de esas cualidades positivas superlativas, pero también existirán otros desarrollos no tan positivos, dentro de los cuales no podemos despreciar la posibilidad de aquel, un tanto anacrónico pero omnipresente a lo largo del tiempo, mal.

En mi opinión, ese “mal” sería más bien el retroceso hacia un caos nihilista que no sería el del primigenio caos original del misterioso Tao. ¿Sería la solución al metafísico problema de la “cuestión del mal”, como subproducto o daño colateral del azar?

El relativismo iguala, ese relativismo banal que no nos hace ver las diferencias cualitativas existentes que, precisamente, constituyen la base de la evolución hacia las más altas cotas de la excelencia: ¡el maravilloso espíritu cósmico universal!

One comment

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s