Lo más sustancial para el hombre (II)

KODAK Digital Still Camera
En el camino correcto

En la parte (I) de este artículo afirmé que deberíamos plantearnos, o mejor, tomar en consideración seriamente el cambio de orientación de la propia ciencia, lo que representaría una verdadera “catarsis” de la misma.

Me explicaré.

La vida social es muy importante, por supuesto, pero no lo es todo. No olvido que la sociedad es ciertamente la “catapulta” que hizo posible el formidable progreso que ha hecho posible el conocimiento y dominio del entorno, de la realidad cotidiana, superándola en el sentido de haberse construido en algunos campos hasta una realidad “virtual”. La objetiva cooperación mutua que supuso y sigue suponiendo el desarrollo informático, nos hace adivinar un mundo casi fantástico, mágico para la mente de un hombre de hace no más de cien años. Pero siendo una “catapulta”, vuelvo a repetir: ¡no lo es todo!

¿No es verdad que en los momentos más cruciales de nuestra propia vida (el óbito), nos encontramos ante la más absoluta soledad?… Bueno, una soledad “con nosotros mismos”, que no es poca cosa para los espíritus más elevados, y sobre la que no incide especialmente el grupo de familiares y amigos que nos estuvieran velando. ¡Vinimos al mundo solos y solos de él nos marchamos!… En esos precisos momentos, la vida social (participación de muchos) no tiene especial interés (para uno, el moribundo). Es de sobra conocido el “arrepentimiento” moral y religioso que de siempre, se ha dicho, acompaña al sujeto en el frontispicio de la muerte.

No quiero aparentar o que se me interprete como el relator de la parte amarga de nuestras vidas. Todo lo contrario: la constatación de una realidad objetiva, no empaña la luminosidad de una vida que puede ser muy ilusionante. Hay muchos momentos en una vida y algunos muy felices.

Mi propósito, simplemente, es hacernos ver todo aquello que nunca deberíamos olvidar, o “dejar de lado” (cosa que, tristemente, parece ser corriente en la sociedad actual) lo que significa la vida humana y, consecuentemente, lo más “sustancial” de ella.

Es imposible (o debería serlo) olvidar ese “polo espiritual” que todos llevamos dentro.

Reivindico, y con tintes casi absolutos, la importancia de la subjetividad (i) en la vida humana. Es más, también para todo ser vivo, pero no quiero polemizar al respecto, en estos momentos.

La subjetividad tiene que ver con lo más sustancial de la criatura humana. En ella deberíamos enmarcar tantos y tantos maravillosos capítulos de la filosofía perenne: la voluntad, el libre albedrío (ii), la consciencia (iii), la emoción (iv) y un largo etcétera.

Así, sin olvidar el papel fundamental, imprescindible, particularmente en los tiempos actuales, de la sociedad que supone la familia, el trabajo, la cultura, el desarrollo intelectual, y otros, de igual forma, el respeto, la preservación y la potenciación de los elementos subjetivos de la persona humana se prefiguran totalmente imprescindibles. El hombre, en ningún modo, debe aparcar los mismos, sino, muy al contrario, ser muy vigilante ante las imposiciones externas sobre ellos.

Un sano equilibrio entre ambos se adivina necesario, deseable y desde luego, exigible, tanto más en el futuro como resultado de una mayor sensibilidad sobre el tema, perceptible ya de un modo indubitable en los diferentes elementos individuales de la sociedad.

Todo lo anterior tiene un reflejo constatable en el devenir científico del próximo e inminente futuro, y en un grado que ya no tiene vuelta atrás, lo que supone lo afirmado al principio: ¡una verdadera catarsis de la ciencia!

Artículos del Blog relacionados con el tema:

(i)  La sombra (el dominio de la subjetividad)

(ii) Sobre la libertad y el libre albedrío

(iii) El sentido del universo (I) y (II): Consciente e inconsciente

(iv) ¿Es la emoción un lenguaje? (I) y (II)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s