Sobre la evolución

KODAK Digital Still Camera
La evolución de la vida

Unos apuntes acerca de la evolución.

Tomaré como base los párrafos (1) y (2) tomados de la enjundiosa obra de Jesús Mosterín “El reino de los animales”.

Solo añadiré que me parece un trabajo verdaderamente práctico y meritorio.

(1) “El mundo de la vida es el reino de la contingencia y la historicidad, carente de previsión y de propósito. La selección natural no actúa sobre todos los diseños posibles, sino solo sobre algunas variables aleatorias de unos pocos esquemas arcaicos. Son las fuerzas del azar las que forjan la variabilidad genética, las alternativas entre las que la selección natural tiene que “escoger”. Solo a base de acumular trucos, chapuzas y chiripas, y bajo la “supervisión” de la selección natural, logramos los organismos mantenernos provisionalmente a flote y sobrevivir.”

Sobre los mismos, haré las siguientes apreciaciones.

Totalmente de acuerdo con que el mundo de la vida (el “árbol” de la vida) es el “reino de la contingencia y la historicidad”, aunque no totalmente carente de la “previsión y el propósito”, al menos en criaturas del nivel alcanzado por el hombre.

Claro que los diseños parten siempre de ciertos esquemas ¿arcaicos?, construidos sobre la base de “algunas variables aleatorias”.

En la variabilidad genética, sí influyen sustancialmente las fuerzas del azar, y sobre tal variabilidad actúa la selección natural, lo que permite sobrevivir al organismo, ahora bien, siempre existe una fuerza interior del propio organismo, llamemosla instinto de conservación, o mismamente de “supervivencia”, que indirectamente no viene reflejado en los citados párrafos, y que espero que en ningún modo haya sido intencionado.

Y es que, precisamente, aquí reside el meollo de la cuestión. El autor se afana en desechar no pocas críticas a la evolución darwiniana: diseño inteligente, matices sociobiológicos, lamarkismo, etcétera… Pues, el mismo empeño habría que poner en establecer en su “justo término” el “estado de la cuestión”. Existen críticas al darwinismo que realmente enriquecen y pulen su significado en bien de la evolución, y no hay que obviarlas. Por otro lado, el “creacionismo” no tiene la menor base, siendo algo discutidos algunos planteamientos que tratan de edulcorarlo.

Vayamos a los siguientes párrafos:

(2) “La selección natural da cuenta de la adaptación de los organismos al medio y de la funcionalidad de sus órganos sin recurrir a ideas como la intencionalidad o el diseño. De todos modos, ya vimos que no toda la evolución biológica es adaptativa.”

Cierto que la selección natural da cuenta de la adaptación de los organismos al medio, sin que la pura “intencionalidad o el diseño” aporten nada sustancial en ello, si hacemos la salvedad de que el “comportamiento” del organismo (claramente en los humanes) no es que lo adapte al medio, sino que el medio se adapta a él (su “interacción” y modificación por el hombre es insoslayable).

Sí, claramente la evolución biológica es adaptativa; en ello estoy de acuerdo. Ahora bien, desde un nivel determinado (los humanes son un ejemplo), empieza a ser relevante una evolución cultural, que en nuestro planeta, de forma global y sin más matices, podríamos llamar “humanismo” (en cuanto creación humana), en la que la “memética” posee su papel.

En mi opinión, esta evolución cultural, a partir al menos de ciertos niveles de consciencia, se superpone a la biológica, sin que esta última, mucho más lenta, desaparezca, aunque se vea corregida por esa vertiginosa evolución cultural.

Curiosamente aquí es donde vienen los “peros” a la supuesta carencia de intencionalidad, diseño, previsión y propósito de la evolución de la vida, tomada en su globalidad.

Y digo ésto, porque fácilmente pueden distinguirse dentro de la evolución dos fases: la primera fase, que podríamos calificar de prácticamente “inconsciente” y asimilable a la evolución biológica, y una segunda, “más consciente” relacionada con la evolución cultural.

Para mí, en el fenómeno vital pervive en sus entrañas, en su propia sustancialidad, sí, una dirección que en el caso de la primera fase evolutiva (biológica) se basa en las leyes físico-químicas de la naturaleza que de forma “inconsciente” la dirigen hacia la complejidad de organismos con mayores niveles de consciencia, abriendo el camino a la segunda fase evolutiva cultural (consciente).

Claro que el árbol de la vida no parece tener propósito, ni diseño inteligente externo, ahora bien, la entropía negativa característica de la vida, gracias a los lapsos inmensos de tiempo de la historia evolutiva, indudablemente acaba proporcionando, al menos en algunos casos, el nivel adecuado de complejidad a organismos que puedan posibilitar el advenimiento de esta segunda fase de la evolución, la cultural.

Y ahora sí, la consciencia de esa propia evolución, junto con el impulso vital de conservación que sigue anidando en la interioridad de toda criatura viva, hace posible ese diseño inteligente desde la propia vida: el sujeto consciente de su papel y lugar en el universo que le vio nacer.

La responsabilidad de tal sujeto, desde el nivel de consciencia que la evolución le ha proporcionado, pasa a ser ahora crucial. Ya no es un sujeto pasivo, al que la contingencia y el azar manejan a su antojo.

El árbol de la vida, hasta entonces sin propósito, empieza a ser dirigido, diseñado por esa criatura “consciente” de su papel, dentro de una dirección o propósito global de toda la Vida; propósito, primero dirigido (inconscientemente) por leyes naturales (físico-químicas universales), y después por las criaturas “conscientes” ya, capaces de proseguir tan formidable obra.

Inevitablemente, nos sumergimos en la metafísica, mal que les pese a quienes no pueden percibir más que materia, caos y sin sentido en este universo que, asombrosamente, por todas partes rezuma vida.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s