El “ascenso” de las mariposas en la Sierra de Guadarrama

Mariposas del Guadarrama

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos ha confirmado la modificación de la distribución de las mariposas de la Sierra de Guadarrama, como consecuencia del aumento de la temperatura.

En particular, el estudio se realizó sobre las comunidades de mariposas de varias localidades de la Sierra de Guadarrama durante el período 2006-2012, comparándolo con los resultados obtenidos en otro trabajo realizado en la misma zona en el período 1967-1973.

Los 40 años de diferencia entre los resultados de los dos períodos indican una diferencia de temperatura regional media de 1,78º C, siendo similar en zonas bajas y altas.

Para cada comunidad de mariposas se ha calculado el índice CTI (community temperature index) que caracteriza fácilmente cada una de ellas en función de la afinidad térmica de las especies que la componen (un valor más alto de una comunidad indica una mayor incidencia de especies de zonas cálidas y/o una menor de especies de zonas frías).

Para las comunidades de mariposas del estudio, el incremento de CTI experimentado en los 40 años equivale a un ascenso altitudinal de las comunidades de unos 160 metros, mientras en ese mismo período las isotermas ascendieron unos 307 metros, lo que significa que las comunidades de mariposas han cambiado en términos de composición de especies, pero no tanto como cabría esperar por el aumento de la temperatura de la zona. Es lo que se denomina un “retardo”, que en este caso podría venir originado por el “amortiguamiento microclimático” y la “limitación de la dispersión”. El “amortiguamiento microclimático” se refiere a la capacidad de algunos hábitats (por ejemplo, los bosques) de actuar como refugios térmicos de especies de zonas frías por su elevada cobertura vegetal que reduce la radiación, proporcionando un microclima relativamente fresco.

La “limitación de la dispersión” se refiere a la falta de capacidad de las mariposas para volar o por la ausencia de recursos necesarios en los lugares climáticamente propicios para colonizar.

La conclusión de los investigadores: Los cambios por el aumento de la temperatura global pueden amortiguarse, significativamente, si los usos del suelo se dirigen a un aumento de la cobertura vegetal.

El trabajo forma parte del proyecto: “Efectos de la variabilidad climática temporal sobre la abundancia y la fenología de las especies: evaluación a lo largo de un gradiente altitudinal”.

Referencia en Agencia SINC.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s