Reflexión “creativa”: ¡el triunfo de la imaginación!

El esplendor de la primavera

Los ingredientes son muy sencillos, pero trascendentes.

En el menú figuran: la objetividad de los entes materiales, la conciencia con sus características definitorias (voluntad, inteligencia, etcétera) y muy particularmente la imaginación que “construye” la abstracción que desde los inputs anteriores establece pautas para la medición, proporcionando los outputs que “inciden” sobre aquellos entes materiales, y con ello establecen unos “acontecimientos” (medidas…), “hechos”, que “intersubjetivamente” son impuestos en todo el universo.

Sin tal intersubjetividad estaríamos ante un caos indescriptible en que todas las conciencias lucharían por establecer su impronta, al estilo de un enfrentamiento biológico darwiniano. Pero, por el contrario y satisfactoriamente, no sucede tal puesto que la primera acción de una voluntad al configurar un “hecho” (inamovible a resultas de la medida) se impone intersubjetivamente en ese universo como corresponde a un mundo interconectado, donde todo hecho es único y objetivado para el común.

En conjunto estamos ante una creación continua de cada voluntad (conciencia): ¡la imaginación tiene la regla precisa que la hace “crear”!… Las conciencias reeditan, transforman los inputs que reciben de la naturaleza, en outputs creativos que vuelven hacia la misma: ¡Una especie de “reflexión creativa” en que accesible (materia) e inaccesible (conciencia) se suceden en una espiral dirigida hacia el infinito!

Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s