El sacrificio de las hijas (botánica)

 

Es una de las diferentes estrategias adoptadas por las plantas para sobrevivir a las cambiantes temperaturas de su ambiente natural, algo que es más evidente en las zonas templadas, donde los árboles de los bosques pierden sus hojas para mantener su energía durante la estación fría.

Es el resultado de de un nuevo estudio de un equipo de biólogos de plantas de la Universidad Nacional de Singapur (NUS).

En particular, algunas plantas pueden matar selectivamente a parte de sus raíces para sobrevivir a cambios climáticos fríos. Así las plantas resisten el estrés frío y se recuperan rápidamente cuando el clima mejora.

El estudio se ha realizado sobre la planta llamada Arabidopsis (de la familia Brassicaceae, como la mostaza, la col y la col rizada).

Una temperatura de cuatro grados centígrados conduce al daño del ADN en la raíz de la Arabidopsis, así como a sus primeros descendientes. Sin embargo, sólo las hijas de de la célula madre columela mueren preferentemente y la muerte de estas células hijas permite el mantenimiento de un nido de células madre funcional.

El experimento demuestra el potencial de ingeniería de la tolerancia al frío de las plantas que las ayuda a soportar las duras condiciones ambientales.

Ahora queda descubrir el gen regulador de red que ha sustentado el éxito de la adaptación de las plantas y sus células madres a los ambientes fríos.

Ver noticia completa en Cell/Phys.org.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s