De agujeros negros a blancos


Un agujero negro puede transformarse, en un plazo de tiempo corto, en uno blanco, es decir, en su inverso temporal, en el que en lugar de impedir que las partículas de su interior escapen, las expulsa. Después, el material colapsado se asienta en una configuración sin horizontes.

Es la principal conclusión de un estudio, en el que ha participado la Universidad Complutense de Madrid (UCM), publicado en Classical and Quantum Gravity, y que indicaría que los agujeros negros no se comportarían exactamente como explica la Relatividad General, sino de forma radicalmente distinta.

Tal transición estaría acompañada de una “explosión” originada por la expulsión del material que formó el agujero negro. El fenómeno se espera sea detectado en futuras observaciones de ondas gravitacionales.

El trabajo se ha centrado esencialmente en calcular el intervalo de tiempo que un agujero negro necesita para transformarse en uno blanco, en base al efecto túnel de la Mecánica Cuántica.

Leer noticia completa en Agencia SINC.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s