La consciencia y las ondas lentas y constantes del cerebro

Tales ondas únicas están vinculadas al estado de conciencia.

Desde hace tiempo dichas ondas habían sido consideradas un efecto secundario de los artefactos utilizados en las técnicas de exploración del cerebro. Ahora, se piensa que tienen entidad propia y que pueden ser mucho más interesantes de lo que se suponía.

Y es que investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis han descubierto que las ondas muy lentas están directamente relacionadas con el estado de consciencia y pueden ser involucradas en la coordinación de la actividad en regiones distantes del cerebro.

Observando atentamente una resonancia magnética del cerebro, se ve que una onda pasa a través de todo el cerebro como un latido del corazón una vez cada pocos segundos. Tal ritmo ultra lento fue reconocido hace décadas, pero la mayoría de investigadores simplemente la ignoraban.

Pero para investigadores de la Universidad de Washington, estas señales que varían lentamente en el cerebro son una forma de obtener una coordinación a gran escala de las actividades en todas las diversas áreas del mismo.

En sus experiencias, los citados científicos utilizan dos técnicas que miden directamente la actividad eléctrica en el cerebro de ratones. En una, la actividad en el nivel celular, y en la otra midiendo la actividad eléctrica capa por capa a lo largo de la superficie externa del cerebro.

La conclusión: Las ondas no eran resultado del artefacto de medición; eran independientes de la técnica y no eran la suma de toda la actividad eléctrica más rápida en el cerebro.

En cambio, los investigadores encontraron que las ondas ultra-lentas comenzaron espontáneamente en una capa profunda de los cerebros de los ratones y se extendieron en una trayectoria predecible. A medida que las ondas pasaban por cada área del cerebro, mejoraba la actividad eléctrica allí.

Y curiosamente, las ondas ultra-lentas persistieron cuando los ratones fueron sometidos a anestesia general, pero con la dirección de las ondas invertida.

En su opinión: “Hay un proceso muy lento que se mueve a través del cerebro para crear ventanas temporales de oportunidad para la señalización de larga distancia”. Y la forma en que estas ondas ultra-lentas se mueven a través de la corteza se correlaciona con enormes cambios en el comportamiento, como la diferencia entre estados conscientes e inconscientes.

En conclusión: Tales ondas muy lentas son únicas y completamente centrales a cómo se organiza el cerebro.

Referencia de la noticia: Tendencias 21 y comunicado de la Universidad de Washington.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s