Los hombres “verdaderos”

Superar el nivel de sensibilidad que corresponde a la “verdadera” dignidad humana. Sería el “Verus homo” (hombre verdadero).

La “verdadera” dignidad humana supone  la supresión del mal -su destierro- dentro de los componentes de esta sociedad de “hombres verdaderos”. La guerra, dentro de sus grupos sociales, sería incompatible con su nivel de espiritualidad: la maldad es incompatible con sus principios. Y es que el hombre puede degradarse en dirección hacia la animalidad (ver el artículo de este Blog titulado “El velo de la cotidianidad”), nada más lejos del “Verus homo” (a veces, podría dudarse hasta del término “sapiens”).

Al Homo sapiens biológico hay que superponerle el “Verus” de su evolución cultural.

Las consecuencias: El concepto de “derechos humanos” debe ser matizado: ¿Hasta dónde corresponden los derechos de los animales? ¿Y de qué animales hablamos?

Según el nivel de sensibilidad y espiritualidad, habría que definir otro nivel más transversal de derechos y obligaciones: el que corresponde al “Verus” cultural.

Los artículos de este Blog que corresponden al paradigma del “flujo ascendente” (*), ha de entenderse que se refieren al nivel de sensibilidad “Verus”.

Evidentemente, el bloque “Verus” tiene, inevitablemente y como autodefensa, el derecho de defensa hacia el exterior, aún cuando, en todo lo posible, debe reflejar sus principios en su comportamiento.

No es admisible que en los tiempos actuales, en la sociedad deseable existan comportamientos agresivos, ni individuales ni colectivos, por eso debe clarificarse de forma contundente el comportamiento o actitud que debe adornar a la humanidad futura (el hombre verdadero). Y no es la religión la que debe sostener su armazón, sino la mentalidad holística global que vele por Gaia y aún más allá.

(*) El “flujo ascendente” supone el cambio de paradigma de “adoradores” a “engendradores” de una corriente evolutiva que asciende en complejidad desde el prístino caos hasta criaturas semejantes a nosotros, en dirección a un horizonte holístico de unidad e inteligencia inimaginable… Este enfoque supone cambios radicales respecto a la justicia social, la política, la moralidad, la sensibilidad medioambiental, etcétera.

No menos de seis artículos de este Blog Simbiotica abordan esta cuestión.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s