Los opiáceos naturales del cuerpo afectan a las neuronas de forma muy diferente a los sintéticos

Es el resultado de un estudio dirigido por científicos de UC San Francisco. Las sustancias opioideas creadas dentro del cuerpo, las endorfinas que se producen en el ejercicio, por ejemplo, reaccionan de manera muy distinta a la morfina y la heroína, o a drogas opioides puramente sintéticas, como el fentanilo. Se espera que estos hallazgos puedan ayudar a explicar por qué el uso de opioides sintéticos puede conducir a la adicción.

El logro se ha conseguido al crear un “biosensor” que se une  los receptores de opiáceos junto con un fármaco opioide o un opioide natural.

Y es que se ha descubierto que la morfina y los opioides sintéticos activan los receptores en otra ubicación interna llamada el aparato de Golgi, donde los opioides endógenos no pueden producir ninguna activación en absoluto. Es decir, viajaron directamente al aparato de Golgi, alcanzando su objetivo  mucho más rápido que los opioides endógenos en los endosomas, tomando solo 20 segundos en comparación con más de un minuto, diferencia de tiempo que podría ser importante en el desarrollo de la adicción (cuanto más rápido toma efecto un medicamento, mayor es su potencial adictivo).

Leer noticia completa en MedicalXpress.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s