Las tres capas

Como la primavera emerge la mente

Escribir en filosofía, sobre todo en temas que rozan de lleno la metafísica, supone un esfuerzo considerable, dados los terrenos movedizos donde nos introducimos, pero no deja de ser, por contra, algo apasionante: ¡husmear en la misma base de nuestra esencia, de nuestro ser más íntimo!… Claro que aquí la apoyatura científica es, casi por definición, prácticamente inexistente, reducida, más bien, a la negación de supuestos, y no a la aportación de soluciones… No obstante, ¡merece la pena!… Solo pedir algo de árnica a aquellos lectores más ortodoxos.

Y sigo con el preámbulo, haciendo ver que intentar inmiscuirse en asuntos de tal envergadura conlleva una limitación de principio, a saber: ¿Es nuestro nivel de inteligencia (aún el del mayor genio) suficiente para abordar el misterio último de la vida, o del mismo Creador de la Totalidad?… Por supuesto, ¡no!… por ello, en mi opinión, es la intuición el arma más apropiada a la hora de aplicarse a fondo en tales menesteres…

Bien, a lo largo de diferentes artículos (algunos circunscritos temporalmente a un período de más de una década) creo haber aportado variadas ideas en dirección al desvelamiento, si quiera tímidamente, de tales misterios. Por eso, no sería extraño que pudieran apreciarse contrasentidos en algunas de mis aseveraciones… Pues para mí no representan contradicciones, sino simplemente resultados de una evolución… Los conceptos se desarrollan a partir de perspectivas anteriores, modulándolos en base a otros nuevos y evidencias que van sucediéndose paulativamente…

Así, no hace mucho desarrollé cierta “cosmovisión”, siguiendo los avatares de planteamientos de un momento preciso…Y no hace apenas nada, en el artículo de este mismo Blog, “Reverberamos”, quise expresar una mejor forma de explicar la emergencia de la sensibilidad en la pura materia (física), basada en radicar su origen en la reverberación en nosotros (por ampliación, en todos los seres vivos) de las potencialidades de una Criatura Superior, ella sí, adornada de aquellos poderes que no parecen existir en la simple materia carente de vida.

Pues bien, teniendo en cuenta entre otras cosas esto último, ahora creo que supone un avance considerar la inclusión de tal fuerza en el universo global que conocemos, que ha sido capaz de contener y desarrollar o evolucionar los seres vivos, con consciencia unos, y con consciencia de su propia consciencia (conciencia) otros (al menos nosotros)… Además de albergar seres capaces incluso de atreverse a intentar explicar ese mismo mundo, a través, entre otros, de este tipo de artículos, y de una imaginación sin límite.

Sin más rodeos, ahora propongo la hipótesis de que el mundo está edificado sobre tres capas (más evidente en el caso humano). Las tres capas serían:

  1. Capa material-física (pleno dominio de las ciencias consideradas más exactas como la Física, la Química o la Matemática).
  2. Capa de sensibilidad (biológica), que supongo consecuencia de la “reverberación” y cuyo causante último o raíz sería el Ser Supremo anteriormente citado.
  3. Capa de individuación, o de la voluntad y el albedrío. Sería la verdadera constructora del individuo u organismo vivo, artífice de su más íntima esencia.                                                                                                                                                                                      Cada una de las capas nace con la culminación de la anterior y en el orden (1, 2, 3) establecido anteriormente. Así, la complejidad estructural de la Capa 1 (material) es la base de la actuación de la Capa 2 de sensibilidad, origen de la vida biológica… El organismo vivo, como individuo configurado en la Capa 3, basa su actividad (voluntad y albedrío) en la sensible biología de la Capa 2… Quedaría por establecer, ¿cuál sería el origen de la materialidad puramente física de la Capa 1?… ¿Quién o qué sería su creador?… ¿El “caos” original?… ¡No lo sé!… ¡Especulemos!
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s