Futuro incierto; pasado cierto

Tiempos de incertidumbre… ¿Un nuevo impulso a la “angustia” tan omnipresente en los tiempos del existencialismo?…

La incertidumbre es normal en referencia al futuro, puesto que por definición “el futuro es incierto”: la “certidumbre” solo es absoluta en el pasado.

Pero, desde luego, la incertidumbre está presente con evidencia en el mundo, en particular en los tiempos que corren, debido a diferentes causas: ascensión de nuevos países a la senda del progreso económico acelerado (Brasil, Rusia, India, China), cambios políticos sustanciales en varios países de la Unión Europea, nueva política estadounidense de Trump, islamismo radical, etcétera… Mas, me centraré, por cuestiones que tienen que ver con su actualidad y trascendencia (al menos para nosotros), en lo que más atañe a esta esquina peninsular del occidente euroasiático: España.

Estamos ante un preocupante futuro inmediato, tanto política como socialmente… ¿Momento revolucionario?… No lo sé… Muchos dijeron que esto mismo expresa retos que, también, suponen nuevas oportunidades: ¡El vaso medio lleno!… Pero, igualmente, ¡quién lo duda!, grandes riesgos… ¡Solo hay que remontarse a la profundización de la crisis de los anteriormente últimos años!

Ante esta perspectiva, no es nada malo introducir espacios de esperanza ante nuestro inmediato futuro, tanto a corto como a medio plazo… Somos humanos y necesitamos alicientes que encaminen nuestro trabajo, nuestros esfuerzos, que acrecienten nuestra moralidad cívica, por ello me atrevo a sugerir alguna recomendación que nos acompañe en esta tesitura: ¡Ya que el futuro se presenta y es de por sí incierto, acudamos al pasado, que es objetivamente cierto!… ¡Tan cierto que es inamovible, irrevocable: son hechos, sucesos! (De ahí el intento, por algunos, de falsear la historia)

Debemos fundamentarnos en el pasado, lo sucedido, la propia historia (la realidad), aprender de allí, como andamiaje de nuestro futuro: ¡La revolución no supone una ausencia de pasado, sino una imaginativa proyección del mismo hacia el futuro!… ¿Habrá que recordar que las sociedades que olvidan su historia están condenadas a repetirla?

Por muy incierto que sea el futuro, ciertamente está basado en el pasado: ¡Es una de las posibles evoluciones del pasado!

Lo dicho: ¡Ante un futuro incierto, iluminémonos con las certezas del pasado!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s