La revolución desde dentro

(¿Qué podemos hacer?)

Pasaron los tiempos de la búsqueda de sistemas políticos y/o ideologías que pudieran resolver los problemas que de toda índole tienen y han tenido siempre las sociedades humanas… Hubo un tiempo en que se creyó que aquello sería posible, cual la imagen del antiguo sabio del renacimiento cuya mente podría abarcar todo el saber de su época… Si antes eso era una utopía, ahora simplemente es un absurdo… Ni hay capacidad cerebral humana que pudiera siquiera acercarse a una millonésima de esa idílica abstracción, ni hay, hoy por hoy, capacidad material suficiente de cualquier tipo que pudiera controlar todos los resortes sociales de la humanidad global… Una y otra cosa son hoy imposibles y parece que cada vez lo serán más… ¡Claro que la Técnica dirá la última palabra!

Lo que está fuera de toda duda es que mucho tiene que superarse la humanidad para alcanzar tales objetivos, lo que en sí constituye, indudablemente, una meta para el futuro que requiere como mínimo una actuación en común de toda la sociedad mundial, algo casi utópico de acuerdo con variados signos actuales, pero que debería ser posible para nuestra supervivencia…

Precisamente, considero tan difícil tal vía en los tiempos actuales, que me permito reclamar y reivindicar otro camino que en mi opinión tiene la virtud de calmar, al menos individualmente, nuestras aspiraciones al respecto. Tal vía sería lo que denomino “la revolución desde dentro”, el cambio interior de cada individuo, lo que precisa necesariamente el recurso a una nueva moralidad… Si la humanidad es incapaz de “regularse” externamente, es decir, desde fuera por fuerzas supranacionales, la inevitabilidad de la revolución tan necesaria para nuestra salvación requiere cambios “desde dentro”, desde cada individuo. ¡La revolución desde dentro!… Y esto es lo que sí, todos y cada uno, podemos hacer, porque ¡existe una masa crítica en las voluntades que obrará el milagro!

Son varios los artículos de este Blog que inciden directa o indirectamente en la vía propuesta. Citaré algunos en orden decreciente por fechas, a partir de los más recientes:

  1. “Dos impulsos universales de la naturaleza, no sólo el material”.
  2. “Existan o no alienígenas, nuestra casa (la Tierra) lo será por mucho tiempo”.
  3. “El hombre: de la biología a la espiritualidad”.
  4.  “Los hombres verdaderos”.
  5. La serie “El flujo ascendente y sus derivaciones”.
  6. “De adoradores a engendradores”.
  7. “Desde” y “en”, perspectivas inconexas”.
  8. “Peor que la “guerra fría”: ¿Hacia dónde vamos?”.
  9. “La utopía del gobierno universal”.
  10. “El mundo de la interioridad”.

El camino que propongo no es, por supuesto, una panacea o un camino de rosas… requiere sacrificio en base a una moralidad no ya ciudadana, sino de humanismo global que incluya, también, a los otros seres vivientes (animales, plantas, etcétera) que juntos habitamos este planeta Tierra (Gaia). Y es que (ver artículo 2) nuestro hogar seguirá siendo la Tierra por mucho tiempo.

Ya que ideologías globales políticas o religiosas impuestas, coercitivas, no parece que sean posibles “en plazo” (tiempo suficiente para su imposición), lo que asimilo a la perspectiva “desde” (leer artículo 7), debemos aplicar la perspectiva “en”, que es la propuesta, la que requiere un cambio de mentalidad que pasa por considerarnos “engendradores” y no “adoradores” (ver artículo 6), lo que nos lleva a la responsabilidad global de “mantenimiento” y “construcción” del entorno reflejado en la serie del “flujo ascendente” (5). Para adquirir tal estadio, el hombre debe adoptar en su comportamiento la sensibilidad que poseen los individuos considerados “hombres verdaderos” (leer artículo 4), y eso supone transitar en una evolución espiritual que debe seguir a la evolución cultural y biológica (artículo 3).

Así, desde la situación en que nos encontramos hoy, reflejada en el artículo 8 (“Peor que en la guerra fría”), podremos alcanzar el nivel suficiente que haga posible la antigua utopía del gobierno universal (artículo 9).

¡Abramos ilusionadamente la vía franca de nuestro mundo interno (*) en pos de la nueva mentalidad!

(*) Artículos 1 y 10

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s