Arriba y abajo: lo general y lo particular

Trabajo

“La democracia es lo más parecido al reino de lo particular”.

Me explicaré. Es una evidencia que la sociedad aparece estructurada en clases muy variadas, según riqueza, edades, razas, religiones, etcétera. En un sin fin de tipos que tienen más que ver con la perspectiva, o punto de vista desde la que se analice… Y, precisamente, respecto a estos grupos o clases más o menos uniformes de acuerdo con una característica común o , a mi modo de ver “generalidad”, establezco mi concepto de “lo general”… Lo general, pues, encierra en sí las estructuras de la sociedad, o de cualquier otro colectivo; la definición del mismo se basa en ellas, en unos ciertos tipos de generalidad…

Desde tal visión, cualquier estructura puede definirse por sus tipos de clases o generalidades internas, lo que significa que quedan establecidas ciertas unidades “uniformes” o componentes homólogos dentro de cada una de ellas (un cierto uniformismo entre sus individuos o componentes) aunque no se escapa que tal uniformidad es ficticia, pues cada individuo es distinto, dado el formidable potencial de variabilidad tanto genética como epigenética.

Mas, como las corporaciones y sociedades tienen que actuar de acuerdo con un fin, deben establecerse prioridades, lo que conlleva obligatoriamente la asunción de ciertas clases-generalidades: es más, toda sociedad queda definida por las mismas… Y es terreno de la sociología la definición o estudio de tales clases…

Con el concepto de “lo particular” quiero señalar, precisamente, la señalada realidad de que en la vida no hay dos seres iguales: todos tenemos la particularidad de nuestra individualidad.

Todo líder, todo mando, en relación con su propia responsabilidad en el gobierno de sus subordinados, sabe muy bien que debe establecer unas reglas de comportamiento que atañen tanto a él como a estos últimos, y que deben ser generales, dentro de su ámbito, para cada categoría (clase-generalidad), todo ello como consecuencia de pertenecer a cierta estructura (política, empresarial, etcétera)… Y aunque cada componente de la estructura es particular como individuo, no debe ser considerado como tal, es decir, individualmente, pues la anarquía se apoderaría inmediatamente del conjunto, sino que debe ser asimilado al homogéneo componente que corresponde a su categoría… De esta forma, la estructura funcionará correctamente, como un mecanismo bien engrasado dedicado a la consecución del fin previsto.

Así que al mismo tiempo debe coincidir en nosotros el aspecto de lo general y lo particular, sin estar reñido lo uno con lo otro… La prudencia, la justicia y la lógica natural deben establecer tal mediación…

Como la democracia suele ser definida en su generalidad como “cada hombre un voto”, ¿cómo se corresponde ésto con lo que acabo de considerar?

Pues bien, cierto es que en la sociedad todos somos diferentes, “particulares”, y sin embargo todos, también, pertenecemos a innumerables clases-generalidades distintas, muy diferentes a veces en cuanto a intereses, preparación, etcétera… Mas, no deja de ser, igualmente cierto, que aunque teóricamente el valor de cada voto en política, con el fin de alcanzar la mejor gobernabilidad, debería tener en cuenta tales diferencias, en la práctica ello no deja de ser una utopía, así que ante tal dificultad, en una sociedad no “sesgada” ante algún asunto de cierta importancia (algo a calibrar por especialistas como politólogos, sociólogos, etcétera), lo más prudente y lo que la práctica aconseja por la experiencia obtenida en las sociedades históricamente más democráticas (Reino Unido, EE.UU, Francia, etcétera),es asignar un voto a cada ciudadano, en la estimación de que en el grupo social, los errores que se cometen en cuanto a las diferencias entre individuos, se compensarán, más o menos, unos con otros. El número hace el resto, de forma que el cuerpo social en su globalidad, será un reflejo bastante aproximado de las potencialidades de todo el grupo. “Lo particular”, pues, de este modo, se impone en el gobierno de la comunidad: “La democracia, así, es ese reino de lo particular”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s