Azar creador

“El azar es la salsa en la que nos movemos”.

¡Sí, doy gracias al azar!… Y por variados motivos.

Pero el azar no es un personaje… es una potencia, una fuerza desatada del universo que lo permea todo.

Azar, incertidumbre, los vemos por doquier… Y sí, lo azaroso, lo indeterminado es la salsa en la que nos movemos… ¡Y doy gracias a ello!

No hace falta recordar que, según la más plausible de las teorías físicas, el universo fue creado por una palpitación, una vibración que de la nada al ser fue el germen inicial del universo, del propio espacio y del tiempo, de la enorme energía que se contrarrestaba con la negatividad gravitatoria y que podía crecer indiscriminadamente… Un principio de indeterminación lo hacía posible, igual que en cada momento se crean y se destruyen, a partir de la nada, el vacío, innumerables partículas virtuales.

En el origen estaba el azar, y lo está ahora, y lo estará en el futuro.

Toda partícula material posee un período de desintegración, de destrucción, período que marca la media en que se destruirá internamente (sin acción externa), pues está completamente indeterminado el cuándo se producirá tal hecho, para cualquiera de tales partículas… Es un proceso azaroso.

Y azaroso es el futuro, que sólo viene marcado por una probabilidad de que sea un estado u otro el que ocurra… ¡Un futuro azaroso!

Además, el azar es el que abre ese futuro en dirección hacia el infinito, como un árbol gigantesco que va abriendo sus ramas más y más, sin previsible final… Desde este punto de vista se asemeja a un creador.

Nuestra misma vida es azarosa: “Nadie sabe lo que el futuro le traerá”… Se le dice suerte, predestinación, hado… Nadie lo sabe… Simplificando: puro azar (quizás, mediatizado en parte por nuestra actitud y circunstancias).

Y lo que algunos parece que desean, “el conocimiento de lo que el futuro les deparará”, en mi opinión, es lo último que deberíamos desear, pues si pudiera ser posible alcanzar tal conocimiento, dedicaríamos a ello todos nuestros esfuerzos, desperdiciando ese tiempo tan valioso que debemos aplicar a lo más importante: ¡simplemente vivir!

¡Yo por eso doy las gracias al azar!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s