La tiroides y la regeneración cardíaca

“Muchos de los vertebrados inferiores pueden regenerar partes del cuerpo y órganos, incluido el corazón, pero la mayoría de los mamíferos no pueden. Esta característica se perdió en algún lugar en la transición de ectoterma a endoterma.”

En palabras del investigador en UCSF (San Francisco), Guo Huang.

Los ectotermos (animales de sangre fría) son los que necesitan calor externo para desplegar todas sus habilidades. Los endotermos (animales de sangre caliente) pueden propagarse en climas fríos y prosperar de forma nocturna. Pero, según un nuevo estudio, esto tuvo un coste elevado; por ejemplo, dejó a los humanos modernos vulnerables a daños irreparables en los tejidos después de un ataque al corazón (a diferencia de muchas otras células de cuerpo, que una vez lesionadas, sí pueden repararse).

Aunque, a primera vista, no hay conexión obvia entre la capacidad de un mamífero para regenerar su temperatura corporal y una incapacidad para reparar daños cardíacos, el nuevo estudio, publicado en Science, representa la primera conexión demostrada entre las hormonas tiroideas, el desarrollo y la reparación cardíaca y la evolución de la endotermia.

Prácticamente todas las células animales que se dividen activamente son diploides (contienen un par de cada cromosoma); por el contrario, las células poliploides contienen copias múltiples de cada par y generalmente no pueden dividirse.

La comparación entre 41 especies diferentes de vertebrados, reveló una clara conexión entre la ploidía y la temperatura corporal. Los animales de sangre fría (peces, anfibios y reptiles) tienen células del corazón en gran parte diploides, respondiendo en las lesiones cardíacas aumentando la división celular. Los animales de sangre caliente tienen células cardíacas abrumadoramente poliploides, por lo que estas células, según los experimentos de laboratorio, rara vez se dividen en respuesta al daño cardíaco.

La conclusión: “Las mismas hormonas tiroideas responsables de regular la temperatura corporal, también podrían ser responsables de la transición de diploides a poliploides y la detención de la división de las células cardíacas”.

Según Guo Huang: “Para los primeros mamíferos, la endotermia era más ventajosa que la retención del potencial regenerativo. Pero ahora, con las mejoras médicas que nos permiten vivir mucho más tiempo, esta pérdida de regeneración cardíaca se vuelve más problemática, y es causa fundamental de la enfermedad cardíaca.”

Referencia de la noticia: Medicalxpress.com.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s