Oliendo con la lengua

(No es exclusivo de las serpientes)

Los receptores olfativos funcionales, los sensores que detectan los olores en la nariz, también están presentes en las células del gusto humano que se encuentran en la lengua, lo que sugiere que las interacciones  entre los sentidos del olfato y el gusto pueden comenzar en la lengua y no en el cerebro, como se suponía anteriormente.

Es el resultado de una investigación en el Monell Chemical Senses Center.

Usando  métodos genéticos y bioquímicos para probar cultivos de células gustativas, los investigadores encontraron que éstas contienen muchas moléculas clave que se sabe están presentes en los receptores olfativos. Luego, utilizando el método de “imágenes de calcio” mostraron que las células del gusto respondían a las moléculas de olor de manera similar a las células receptoras olfativas. Es decir, una célula gustativa puede contener tanto receptores gustativos como olfativos.

Tales resultados pueden hacer posible una mayor comprensión de cómo el sistema olfativo detecta los olores, ya que no se sabe aún qué moléculas activan la gran mayoría de los 400 tipos diferentes de receptores olfativos humanos funcionales.

Referencia de la noticia: Medicalxpress.com.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s