La mayor fuerza del mundo: el apego, el amor

Y no es instinto… Actos “voluntarios” que conducen a la satisfacción… Es apego, no instinto.

En verdad, el mismo móvil anima (al menos) a animales y humanos… En los primeros podemos llamarle “apego”; en los segundos, quizás por pura semántica, “amor”…

Así, apego y amor “mueven” el mundo, más que cualquier cosa…

Habíamos llamado al fenómeno “instinto de conservación” (de las especies), de reproducción, que desemboca en muchos casos en lo que denominamos “sexualidad”…

Pero la sexualidad no es lo básico, como afirman muchas teorías propuestas (y más hoy día)… El foco motor es el apego, y en el humano, el amor…

Desde ahí, la sexualidad es una manifestación más de lo anterior, y que como materialización práctica encierra muchas posibilidades, siempre que en ello no interfieran ideologías de orden político-social o religioso.

Y hasta el amor es el origen y base de prácticamente todas las religiones… por cierto, ya dediqué un artículo expresando fehacientemente tal opinión. En concreto: Revolución inacabada: “La revolución del amor”.

Lo dicho: ¡La mayor fuerza del mundo es el amor!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s