Las primeras especies se desarrollaron mucho más rápido de lo que se pensaba

Ciclos de vicariancia y dispersión constituyen el ingrediente que faltaba para conectar y aislar alternativamente poblaciones de especies. Tal “chispa” ocurre finalmente en la Etapa Darriwiliana cuando se forman capas de hielo sobre el polo sur de la Tierra Ordovícica. El aumento y la disminución de estas capas de hielo hicieron que el nivel del mar subiera y bajara (similar al Pleistoceno), lo que proporcionó la conexión y desconexión alternativas necesarias para facilitar la rápida acumulación de diversidad.

La explosión del Cámbrico (hace entre 540 a 510 millones de años) produjo una impresionante variedad de planes corporales, pero muy pocas especies separadas de cada uno, pero 40 millones de años después, durante el Período Ordovícico, esta situación cambió, en una rápida radiación de especies y géneros durante el Gran Evento de Biodiversificación Ordovícica (GOBE).

En resumen, los cambios en el sistema físico de la Tierra durante el Ordovícico podrían haber promovido este rápido aumento de la diversidad, es decir, una combinación de muchos cambios ambientales y tectónicos globales que ocurrieron simultáneamente y se combinaron como bloques de construcción para producir una rápida diversificación en nuevas especies.

Este es el resultado de una investigación publicada en Paleogeografía, Paleoclimatología, Paleoecología.

Ver noticia completa en: Phys.org.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s