La creación: experimento inacabado

Ya que nos es inaccesible abarcar en su totalidad la complejidad del universo, nos es más fácil discernir sobre lo que no es.

Lo que no puede ser y sin embargo es a lo que se recurre con más frecuencia, es precisamente el universo de la Relatividad General de Einstein, pues se construye sobre líneas bien definidas (geodésicas) elaboradas a partir de acontecimientos físicos concretos (sucesos), obviándose la profunda realidad de la naturaleza de los multiestados (superposición cuántica) y las infinitas trayectorias o caminos de Feynman. Creo que estas superposiciones, básicas en cuántica, son suficientes para no dar una validez “completa” a la teoría gravitacional relativista del universo, ya que no pueden obviarse con la simple suposición de un “retoque” posterior que incluya a la cuántica en una, hasta ahora desconocida, teoría de gravitación cuántica… ¿Sabemos la “magnitud” de tal supuesto retoque?

La integral de caminos de Feynman se usa para obtener las geodésicas clásicas, queriendo así aunar en cierta forma Cuántica y Relatividad…

Yo no lo veo así, pues las hipótesis iniciales en el desarrollo de la teoría de la Relatividad General elaborada por el genio, imagina líneas de universo o historias construidas por sucesos, pero  si es cierto que todo acontecimiento o suceso  se inscribe en un tiempo y un espacio definido, no todo punto del espaciotiempo es un suceso, pues requiere “como consolidación” (realidad) ser medido, algo fuera del mismo pensamiento de Einstein y al que se opuso fuertemente, pues adivinaba, el sí, la inconsistencia de la situación (el ¡Dios no juega a los dados!, era sustancial para su teoría).

Estamos ante un problema ontológico grave, que debe resolver cuestiones de tamaña magnitud… Así que la clásica explicación de la creación del universo desde un hipotético Big Bang, aunque posee caracteres de bastante verosimilitud, al menos desde la evolución que presenta  desde un instante casi infinitesimal (aquí si, el tiempo se presenta relativo, pues ¡cuantos acontecimientos tan fundamentales ocurren en tan poco tiempo!) hasta nuestros días, pero no deja de ser una hipótesis sujeta a revisión (dado el evidente problema ontológico de fondo)… Es más, yo creo que el universo no se creó en un único instante (el Big Bang anterior), sino que se “construye” o se “crea” a lo largo del tiempo… Aquí el “azar y la necesidad” habría que sustituirlo por “azar y conciencia-medida”… A partir de esta constatación básica, todo lo demás son hipótesis (una de ellas sería la que expreso en el artículo de este Blog “Cosmovisión”)… Advertir, también, que no estaría de más considerar al respecto tanto el Principio Antrópico como la navaja de Occam.

Lo único cierto y en lo que una vez más vuelvo a hacer hincapié, es que el mundo de posibilidades desplegadas por el azar (la función de onda cuántica que renace, nuevamente tras cada decoherencia) debe concretarse de alguna forma en el suceso o acontecimiento tras la medida, y a partir de ahí debe empezar a construirse  la teoría del universo concreto y definido de ¿la Relatividad General?… Los temores de Einstein ante la teoría Cuantica estaban muy fundados pues atacaban de lleno a la línea de flotación de su teoría, y no es raro que él fuera uno de los creadores de la Cuántica: ¡el genio lo es y reconoce la verdad, esté donde esté!

Para mí: ¡La creación es un experimento inacabado!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s