¡España! ¡Ay mi España!

En el año 1959 se inauguró oficialmente el Valle de los Caídos… Franco ya había visitado las obras (el NODO así lo atestigua) el año anterior… Así que algunos (bastantes) también fuimos a ver, un poco más tarde, la casi finalización de las obra… En mi caso, nos llevó mi padre a mi hermano y a mí… La tragedia de la espantosa Guerra Civil merecía un mausoleo acorde a la magnitud de la misma… La enorme Cruz, vista a kilómetros de distancia, así lo atestigua… Y es que no era un acontecimiento más dentro de la tan ajetreada historia de España… Los siglos deberían atestiguar la “quiebra” o el tremendo cambio que sufrió el país, ante la indefectible muerte prevista de la España tradicional, tal como iban las cosas… ¿No se levantó Pelayo ante el poder político oficial (musulmán) que ocupaba toda la Península en su tiempo, en una sublevación germen de la Hispania cristiana?

La previsible (como se veía venir) república popular (¿democrática?) que acabaría siendo España, en el occidente europeo, acabaría de atenazar a la Europa libre por ambos costados, pues ya la Europa oriental estaba bajo regímenes comunistas, bajo el dominio de Stalin… El imperio americano supo a última hora lo que se le venía encima, reconociendo ante el mundo a un régimen que hasta entonces le había sido hostil…

Acontecimientos extraordinarios requieren acciones extraordinarias… Se hacía necesario “quebrar” un sistema político que fenecía y que se dirigía hacia los peores presagios de la época… ¡Que la historia juzgue los hechos dentro de cien años!

Que la llamada “dictadura blanda” no poseyera los atributos de una democracia, ¡está fuera de toda duda!, pero, a efectos prácticos, esas “democracias” de nuevo cuño que en realidad solo llevan el nombre y que están llenas hasta los topes de injusticias y corrupción, ¿son un ejemplo a imitar?

Ahí lo dejo…

Después de 80 años, España es una nación de Occidente, aspirante a construir una Europa del futuro que quiere conservar los adelantos culturales, sociales y de bienestar de la tradición cristiana, la más progresista que vio la humanidad en su conjunto…

España no tiene nada que envidiar de sus vecinos: sus infraestructuras son modernas, AVE incluida; su Seguridad Social bastante modélica; la preparación de sus universitarios les lleva a ser requeridos en otros países; su economía no tiene nada que ver con la paupérrima, terriblemente atrasada, de la de mediados del siglo pasado… En fin, España puede mirar de cara al futuro, con las mismas posibilidades que los pueblos más adelantados de hoy día: ¡son los propios españoles quienes pueden labrar ese futuro por sí mismos! ¡Hagámoslo así!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s