¿Un adelanto crucial en el tratamiento del dolor crónico?

Se refiere a la proteína llamada RGS4 (Regulador de la señalización de la proteína G4), pues si la inactivación genética de RGS4 no afecta el dolor agudo o la inducción de dolor crónico, sí promueve la recuperación de los síntomas de hipersensibilidad sensorial en modelos preclínicos de lesión nerviosa periférica, neuropatía inducida por quimioterapia e inflamación periférica. En un experimento, los ratones que carecían de RGS4 desarrollaron todos los síntomas esperados de lesión nerviosa, pero se recuperaron en 3 semanas. También se asoció con un aumento en los comportamientos relacionados con la motivación.

Es el resultado de una investigación realizada en la Escuela Icahn de Medicine en Mount Sinaí y publicada en The Journal of Neuroscience.

Así que este descubrimiento puede ayudar a los médicos a evitar que el dolor agudo progrese a dolor crónico, una condición en la cual los pacientes experimentan no sólo dolor, sino también una serie de síntomas debilitantes que van desde déficits sensoriales hasta depresión y pérdida de motivación. Y es que esta transición del dolor agudo al dolor crónico (patológico) se acompaña de numerosas adaptaciones en las células inmunes, gliales y neuronales, muchas de las cuales aún no se conocen bien, por lo que los medicamentos actualmente disponibles para el dolor neuropático o inflamatorio crónico muestran una eficacia limitada y efectos secundarios importantes.

Referencia de la noticia: Medicalxpress.com.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s