La antimateria y el “halo” de rayos gamma del púlsar Geminga

Las estrellas de neutrones son el núcleo aplastado que queda cuando una estrella mucho más masiva que el Sol se queda sin combustible, colapsando bajo su propio peso y explotando como una supernova. Algunas estrellas de neutrones se las ve como púlsares, objetos que giran muy rápido, emitiendo haces de luz que, como un faro, barren regularmente nuestra visión.

Geminga, situada a unos 800 años luz de distancia en la constelación Géminis, es uno de los púlsares más brillantes en rayos gamma. El púlsar gira 4,2 veces por segundo, y está rodeado por una nube de electrones y positrones (antipartícula del electrón) debido al intenso campo magnético de la estrella de neutrones que extrae las partículas de la superficie del púlsar, acelerándolas casi a la velocidad de la luz.

Tanto electrones como positrones están entre las partículas muy energéticas conocidas como rayos cósmicos, revolviéndose cuando encuentran campos magnéticos en su viaje a la Tierra, por lo que no pueden ser rastreados directamente a sus fuentes.

En 2017, el Observatorio de rayos gamma Cherenkov (México), confirmó detecciones anteriores en tierra de un pequeño halo de rayos gamma alrededor de Geminga. Se piensa que esta emisión surge cuando los electrones y positrones acelerados colisionan con la luz estelar cercana.

Aunque Geminga solo puede ser responsable de hasta el 20% de los positrones de alta energía vistos, extrapolando esto a la emisión acumulativa de todos los púlsares en nuestra galaxia, los científicos afirman que está claro que los púlsares siguen siendo la mejor explicación para el exceso de positrones.

La Dra. Di Mauro, investigadora principal del estudio, comenta:”Nuestro trabajo demuestra la importancia de estudiar fuentes individuales para predecir cómo contribuyen a los rayos cósmicos”. “Este es un aspecto del nuevo y emocionante campo llamado astronomía multimessenger, donde estudiamos el universo usando múltiples señales, como los rayos cósmicos, además de la luz”.

Referencia de la noticia: Phys.org.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s