¡Sugestión!: El claro ejemplo OVNI

Me remonto al año 80 del siglo pasado… Mi ocupación como controlador… en este caso, de vigilancia aérea en una de nuestras islas, y sobre un archipiélago. El espacio terrestre no era muy grande, pero sí muy extendido: la superficie marítima a vigilar era enorme.

En esa época, los avistamientos Ovni fueron muy numerosos allí… y algunos vistos por numerosas personas, como el que atravesó todo el cielo de Las Palmas: salió del mar y en el mar se perdió; se publicó en los periódicos…

Al cabo de no mucho tiempo se confirmó que un misil de un submarino que estaba en esas aguas, por un fallo se perdió en la atmósfera… ¡Menos mal que cayó en el mar! Otros casos no fueron tan notorios…

En las pantallas de radar no es tan fácil identificar los objetos, pues las señales pueden ser debidas a muchas causas y se desvanecen en poco tiempo, lo que precisa de un seguimiento de las mismas y a veces parece un verdadero arte el poder descartar muchos ecos y ceñirse a los reales…

Las aguas que rodean un archipiélago producen muchos ecos que al nivel de la superficie son difíciles de identificar… ¡Que me lo digan a mí, que tras horas de observación en la pantalla, logramos dirigir a un avión de búsqueda hacia un velero que se había perdido en el inmenso océano!… La constancia en el seguimiento de los diversos ecos, nos dio la clave para poder identificar con bastante verosimilitud el que correspondía al velero… ¡Un éxito, así reconocido, sobre todo por los tripulantes de la embarcación!

Mas no era esta la circunstancia principal que quería describir en el artículo, sino otra más especulativa…

Aquella continua aparición en los medios, y hasta “boca a boca,” de objetos en el aire no identificados, desató una verdadera preocupación: la sugestión funcionaba… Tal es así que los operadores del radar, personas con experiencia de muchos años, se veían imbuidos igualmente de aquella ola… ¡Somos humanos!

Pues bien, un buen día, estando de servicio, llamaron muy alterados los operadores de la propia instalación de las antenas situadas en lo más alto de la isla: ¡Estaban observando, ante sus propios ojos un OVNI, fácilmente visible por sus luces!… Y así lo estaban comunicando a los de la sala de control, situada cerca del aeropuerto, y donde yo estaba como responsable… También, mis más cercanos colaboradores llegaron a observar el eco del objeto en nuestras pantallas. Me lo hicieron saber, y yo mismo de inmediato lo observé, pero ¡no me parecieron extrañas ni su velocidad, ni su trayectoria!… Pero sí a mis ayudantes, que afirmaban que ningún avión previsto del que tuviéramos información poseía tal ruta… ¡Era un misterio! ¡Un OVNI!

Hice comprobar de nuevo todos los datos… y al final, pudimos entablar conversación con tal “objeto no identificado”… ¡Era un avión de IBERIA, que no se sabe por qué, frecuentemente rompía el plan de vuelo y pasaba por el centro de la isla!… Tal como apareció, se desvaneció el tal OVNI… ¡El alboroto de los “especialistas” no se correspondió con la realidad!… ¡La sugestión funcionó!

¡Y no es un cuento de Navidad!

Un comentario

  1. Interesante historia. El fenómeno Ovni siempre nos ha acompañado y es cierto que muchos casos tienen perfecta explicación, desde la ciencia y la razón. Sin embargo existen otros pocos casos que todavía siguen generando misterio. Quizá algún día se puedan explicar, o no. Y esa explicación no tiene por qué tener relación con extraterrestres, quizá existen causas relacionadas con nuestra propia mente y percepción de la realidad.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s